Brasil readmitirá a médicos cubanos al no poder cubrir puestos vacantes
El gobierno brasileño ofrecerá a 1800 profesionales cubanos una transición gradual del antiguo Más Médicos al Médicos para Brasil, enfocado en las ciudades más vulnerables
Brasil readmitirá a médicos cubanos al no poder cubrir puestos vacantes
 

Reproduce este artículo

El Gobierno de Brasil se prepara para contratar de nuevo a parte de los 1.800 médicos cubanos que siguen en el país tras romperse en noviembre de 2018 un acuerdo de cooperación con La Habana.

El abandono de los médicos brasileños contratados para reemplazar a los cubanos en los municipios más vulnerables ha dejado 757 vacantes ue deberán ser cubiertas por los cubanos, pues los profesionales brasileños evitan trabajar en zonas pobres y remotas.

Durante la campaña electoral de otoño de 2018, el presidente brasileño Jair Bolsonaro aseguró que los cubanos llegados al país mediante el programa Más Médicos —instaurado por el Gobierno de Dilma Rousseff— estaban en Brasil para “formar núcleos de guerrilla” y calificó de "esclavitud moderna" el modelo de contratación con un convenio con Cuba en el que el Gobierno de la isla se quedaba con el 70% del salario.

La Habana mantiene acuerdos parecidos con otros países que le generan unos 9.000 millones de euros al año.

El Ejecutivo cubano suspendió el programa a raíz de las críticas de Bolsonaro y repatrió a parte de los profesionales. Sin embargo, unos 1.800 se quedaron en Brasil. Y estos podrán reincorporarse al sistema de atención primaria en las próximas semanas. El Gobierno brasileño prepara un anuncio oficial para este mismo mes que prevé su readmisión con un contrato de permanencia de dos años. Y no será necesario que hayan superado la llamada reválida —prueba que permite la homologación en Brasil de los diplomas obtenidos en el extranjero—.

Según datos del Ministerio de Sanidad, hay 757 vacantes debido al constante abandono de los médicos brasileños contratados para reemplazar a los cubanos en los municipios más vulnerables. El plan es que los cubanos cubran estas plazas y refuercen la red de atención primaria en las ciudades de extrema pobreza y de difícil acceso de Brasil, que históricamente tienen más dificultades para mantener a los facultativos brasileños.

El Ministerio de Sanidad sostiene que la decisión no es del Gobierno, sino fruto de una ley aprobada por el Parlamento. Tras anularse el acuerdo con los cubanos, el Gobierno creó un programa nuevo, llamado Médicos para Brasil, que pasó por el Congreso Nacional. Una enmienda parlamentaria de un senador, incluyó la recontratación excepcional de los cubanos que ya pertenecían al anterior programa. El presidente Bolsonaro sancionó la ley.

El año pasado, el Gobierno ya dio señales de la intención de reincorporar a estos profesionales. La coordinadora del programa, Mayra Pinheiro, llegó a ponerse en contacto con parte de los facultativos mediante Telegram, ya incluso durante el periodo de transición gubernamental.

Ahora, con la reincorporación, los médicos cubanos percibirán la asignación del programa en su totalidad, que es de cerca de 12.000 reales (algo más de 2.500 euros). El secretario de Atención Primaria del Ministerio de Sanidad, Erno Harzheim, explica que la convocatoria se destinará específicamente a los profesionales cubanos que estaban trabajando en la atención primaria mediante Más Médicos el 13 de noviembre de 2018 (cuando Cuba anunció su salida del programa).

Otra exigencia es que hayan permanecido en Brasil hasta el 1 agosto de 2019, en condición de naturalizados, residentes (algunos se casaron en Brasil) o con solicitud de asilo. Ese fue el día en que se creó oficialmente el nuevo programa del Gobierno, Médicos para Brasil. “No se convocará un concurso público. Se citará a todos los 1.800 médicos cubanos que cumplan con estos criterios”, dice Harzheim. El número de contratados dependerá de que se presenten.