Exigen información sobre salud de Luis Manuel Otero

La historiadora de arte Claudia Genlui sospecha que el artista y opositor Luis Manuel Otero podría estar en huelga de hambre en la cárcel
Luis Manuel Otero
 

Reproduce este artículo

La historiadora de arte Claudia Genlui Hidalgo, integrante del Movimiento San Isidro (MSI), este lunes exigió al régimen de Cuba información sobre las condiciones de salud en las que se encuentra el artista y prisionero de conciencia Luis Manuel Otero Alcántara.

“Exijo, y es mi derecho, que se me de información por parte de las autoridades de lo que está pasando”, afirmó en sus redes sociales Claudia Genlui, pareja de Otero, quien sospecha que el opositor podría estar en huelga de hambre. La familia del líder del MSI comparte esa preocupación.

Genlui refiere que el pasado jueves 9 de septiembre a la 1:48 pm recibió una llamada de Otero desde la prisión de máxima rigor de Guanajay, Artemisa. “Su voz se sentía calmada” y le aseguró que “si el lunes no te llamo es que me fui loma abajo”.

“Todos sabemos lo que significa para Luis la frase 'me voy loma abajo'. Hemos sido testigos de su repercusión en varias ocasiones, sin dudas las más difíciles de asumir, fueron en noviembre del 2020 durante el acuartelamiento en San Isidro y en abril-mayo del presente año, cuando realizó huelgas de hambre y sed, el sacrificio de su cuerpo como grito de denuncia ante las arbitrariedades y violaciones a las que ha sido sometido”, dijo Genlui, quien este lunes estuvo esperando la llamada hasta las 4:00 pm, pero no ocurrió.

La joven añadió que “si algo le sucede a Luisma la responsabilidad es del gobierno cubano”. El mensaje de la intelectual fue compartido por varios miembros del MSI.

Claudia Genlui también refirió que este domingo 12 de septiembre le “informó un familiar de un detenido cercano a Luis, que: 'Otero tenía COVID, que estaba estable, pero como los tienen aislados no les dan teléfono'”.

La historiadora y curadora de arte señala que “las llamadas que él hace en estos momentos son escuchadas al 100% por la Seguridad de Estado”, por eso duda de la veracidad de la historia del contagio, conocida justo después de la alerta de Otero sobre que entraría en huelga.

Genlui añade que también recibió “una llamada anónima de la cárcel, el mismo domingo a la 1:48 pm. En esta el mensaje era: 'tienes que estar atenta, se lo llevaron, está aislado, pero NO tiene COVID, algo está pasando'. La persona colgó”.

Claudia Genlui denuncia que ni a ella ni a la familia del preso político “ninguna autoridad ha notificado que [Otero] está enfermo, algo que deberían haber hecho ya que hace más de 24 horas que dio positivo al COVID (supuestamente)”.

Añadió que “la vida de Luis Manuel Otero puede estar en peligro, lo mismo por el coronavirus o por lo que sea que signifique que 'se fue loma abajo', recordemos que los propios médicos que lo atendieron en el Calixto le dejaron claro que su cuerpo no toleraría otra huelga”.

 

Sin cambio de medida para Otero

El 6 de septiembre trascendió que las autoridades cubanas negaron el cambio de medida cautelar a favor del artista contestatario.

Según un comunicado del MSI, el 1° de septiembre su abogado, Clemente Morgado, “fue notificado de que la petición de cambio de medida presentada en el Órgano de Instrucción Contra los Delitos de la Seguridad del Estado el 11 de agosto había sido negada, por lo que el día 3 de septiembre se presentó un recurso de queja”.

Otero Alcántara fue detenido en el Paseo del Prado el 11 de julio, tras realizar una transmisión directa en su perfil de Facebook convocando unirse pacíficamente a las protestas contra el régimen cubano. El 20 de julio fue trasladado al penal donde se encuentra actualmente.

Lo acusan de los supuestos delitos de “atentado”, “resistencia” y “desacato”, los mismos que le imputan a su amigo y miembro del MSI, el rapero Maykel “Osorbo” Castillo, encarcelado desde mayo del 2021 en la prisión "5 y Medio" de Pinar del Río. Ambos desconocen su fecha de juicio.

 

Portada: Luis Manuel Otero en huelga de hambre durante noviembre del 2020. (Foto: Katherine Bisquet)