Esteban Rodríguez desde prisión: no dejaré de pelear por lo justo

El activista y reportero Esteban Rodríguez comunica desde la cárcel que no dejará de pelear por lo justo y defender la libertad total de Cuba
 

Reproduce este artículo

El activista y reportero cubano Esteban Rodríguez, encarcelado desde la manifestación del 30 de abril en la calle Obispo de La Habana, envió un mensaje en el que aseguró que “no dejará de pelear por lo justo”.

Héctor Luis Valdés Cocho, colaborador de ADN Cuba, recibió una llamada de Rodríguez quien le dijo que “se encuentra con buen ánimo y firme en sus convicciones, sabe que no cometió delito alguno, sólo que hizo valer sus derechos mediante una protesta totalmente pacífica”.

Esteban Rodríguez “agradece a todas y cada una de las personas que se han preocupado por su situación y les manda muchas bendiciones, (…) les comunica que no dejará de pelear por lo justo y defender la libertad total de nuestra tierra”, refirió Valdés Cocho.

Valdés recordó en una publicación de Facebook que el joven integrante del Movimiento San Isidro (MSI), “lleva 5 meses y 19 días preso injustamente en la prisión de máxima seguridad del Combinado del Este bajo el supuesto delito de desorden público”.

A Esteban Rodríguez “se le han presentado dos cambios de medida y Fiscalía en las dos ocasiones se lo ha denegado”, precisó el reportero independiente. Añadió que “estuvo contagiado de COVID en más de una ocasión, algo que nos alarmó muchísimo dado a los padecimientos que sufre de hipertensión y asma bronquial”.

Valdés Cocho opinó que “el Estado cubano castiga con delitos amañados por el sólo hecho de disentir. Por el sólo hecho de querer expresarnos como entes libres que somos. Esteban es uno de tantos entes que alzan sus voces contra un sistema totalitario y de horror”.

El 30 de abril último Esteban Rodríguez y un grupo en el que había activistas y periodistas independientes intentaron llegar a la sede del MSI en Habana Vieja, donde el artista Luis Manuel Otero Alcántara se encontraba cercado la policía política y en huelga de hambre y sed.

Ante la resistencia de las fuerzas militares a dejar que accedieran a la vivienda en la calle Damas 955, Rodríguez y otros se sentaron con las manos entrelazadas e hicieron desobediencia cívica y pacífica, en un pequeño parque de las calles Obispo y Aguacate.

Imágenes de los hechos muestran cómo un agente de la policía política vestido de civil aplicó técnicas de estrangulamiento para reducir a Rodríguez e impedir que se expresara contra los abusos.

Desde que se encuentra encarcelado, el también colaborador de ADN Cuba enfermó de coronavirus en al menos dos ocasiones, la última de ellas a finales de agosto.

A mediados de septiembre, la Embajada de Estados Unidos en La Habana se pronunció a favor de la libertad de Esteban Rodríguez y lo incluyó en la campaña #JailedForWhat?/#PresosPorQué?, que aboga por la excarcelación de presos y detenidos por motivos políticos en Cuba.

“En vez de permitir la libertad de prensa, el gobierno cubano silencia a los periodistas con penas de prisión”, denunció la Embajada de EEUU.