EEUU defiende el derecho a manifestarse de familiares de los presos políticos cubanos

Los familiares detenidos por protestar en la Catedral de La Habana, fueron instruidos de cargos por supuestos “desordenes públicos”.
 

Reproduce este artículo

La Embajada de los Estados Unidos en Cuba se pronunció este martes a favor del derecho a protestar de los familiares de presos políticos del levantamiento popular en julio de 2021, tras la detención el lunes 1 de agosto de varias madres y padres que exigieron “libertad” en La Habana.

“La protesta pacífica está protegida por la Constitución. Ayer, el régimen detuvo a familiares en La Habana que protestaban pacíficamente por el encarcelamiento de sus seres queridos por ejercer ese derecho constitucional el 11J”, denunció en Twitter la Embajada de EE. UU.

“Cuba debe permitir que sus ciudadanos ejerzan su derecho a protestar libremente y sin represión”, agregó la representación diplomática.

Familiares de presos políticos del 11J fueron detenidos arbitrariamente en la capital cubana, sobre las 2:00 pm del lunes, durante una manifestación cívica frente a la Catedral de La Habana. Entre los arrestados estuvieron Liset Fonseca, madre de Roberto Pérez Fonseca; Saily Núñez, esposa de Maikel Puig, y Wilber Ruiz, padre del joven Walnier Ruiz, este último condenado a 23 años de cárcel, entre otros.

Los agentes de la Policía Nacional Revolucionaria también apresaron a Marta Perdomo, madre de Jorge y Nadir Martín Perdomo; a Ailex Marcano, madre de Ángel Jesús Véliz Marcano; y Delanis Álvarez, esposa de Duniesky Ruiz. Todos fueron llevados a la estación de Cuba y Chacón, en La Habana Vieja.

La protesta tenía como objetivo pedir la liberación de cientos de prisioneros que fueron encarcelados tras las manifestaciones de julio de 2021.

Justicia 11J, grupo de trabajo sobre detenciones políticas en Cuba, identificó al mayor Yoel Argüelles, alias “Denis”, como el oficial del Ministerio del Interior al frente de la represión a los familiares de manifestantes de La Habana. Argüelles interrogó a los familiares detenidos este lunes.

En una actualización publicada en la noche del lunes, Justicia 11J informó que los manifestantes fueron trasladados hacia el centro de detención provisional conocido como el Vivac, bajo cargos de “desórdenes públicos”. Luis Rodríguez, esposo de la presa política del 11J Angélica Garrido, también fue detenido.

Posteriormente serian excarceladas las mujeres manifestantes, pero a Wilber Aguilar y Luis Rodríguez los dejaron en detención. “A todos se les imputa el delito de desorden público y estarán bajo medida cautelar de libertad bajo fianza”, precisó la organización independiente.

Además, como parte de la represión de la protesta de familiares, el lunes fue detenido Leonardo Romero Negrín al llegar a preguntar en la estación policial por la suerte de los manifestantes, aunque luego lo liberaron sin cargos.

Según la ONG Prisioners Defenders, del total de los 1 046 presos políticos que hay en la isla, al menos 901 corresponden al estallido popular del 11 de julio (11J), entre ellos 37 menores de edad