Discuten Plan Electoral para una transición en Cuba

El trabajo de la Comisión también está enfocado en apoyar la campaña del Paro Nacional que realizan activistas en la Isla para lograr una transición hacia la democracia
El trabajo de la Comisión también está enfocado en apoyar la campaña del Paro Nacional que realizan activistas en la isla para lograr una transición hacia la democracia
 

Reproduce este artículo

La Subcomisión Electoral de la Comisión de Apoyo a la Transición en Cuba se reunió el 13 de abril por primera vez, con la presencia de dirigentes de la sociedad civil en Cuba y el exilio, así como de expertos internacionales.

Uno de los participantes desde Cuba, el ex prisionero político Ángel Moya Acosta, expresó que, aunque es necesario mantener la lucha por la libertad a través de la desobediencia civil, es importante establecer garantías electorales para todos los futuros votantes cubanos y para los aspirantes a cargos públicos.

El reportero independiente Rolando Rodríguez Lobaina, también dentro de la Isla, opinó que es necesario tener más cultura sobre las elecciones, un tema que se ha dificultado tras seis décadas de dictadura.

Por su parte, el activista Iván Hernández Carrillo propuso incluir a más opositores dentro del país en las deliberaciones.

El experto en transiciones Fredo Arias-King, del Instituto Casla, explicó las grandes posibilidades que tenía el pueblo cubano de forjar nuevas instituciones basadas en valores democráticos en una Cuba libre.

Orlando Gutiérrez Boronat, co-fundador y vocero del Directorio Democrático Cubano, apoyó el restablecimiento de un sistema semi-parlamentario, de acuerdo con lo previsto en la Constitución cubana de 1940.

Leonardo Martín, de CESCOS, abogó por un gobierno de liberación "incluyente y ordenado". José Heredia propuso la creación de un censo y la legalización de los partidos políticos como parte indispensable del plan electoral durante la transición.

Enfocándose en los pasos a seguir en los primeros 18 a 24 meses, los miembros de la Subcomisión Electoral, presidida por Horacio García y coordinada por Luis Zúñiga, ratificaron su criterio sobre la vigencia de la Constitución de 1940 como la carta magna que debe entrar en vigor durante el periodo de transición en Cuba.

Bertha Antúnez, reconocida activista cubana por los derechos humanos, expresó que estaba emocionada con la colaboración entre cubanos dentro y fuera de la Isla, y orgullosa de compartir con sus hermanos de lucha en Cuba.

La Comisión de Apoyo a la Transición en Cuba une a cubanos dentro y fuera de la Isla para desarrollar un plan de transición que se implementará inmediatamente tras la liberación de Cuba. Esta Comisión tiene como base el Acuerdo por la Democracia en Cuba, firmado en 1998 por numerosas organizaciones democráticas cubanas y ratificado subsecuentemente en varias ocasiones.

El trabajo de la Comisión también está enfocado en apoyar la campaña del Paro Nacional que realizan activistas en la Isla para lograr una transición hacia la democracia.