Opositores Berta Soler y Ángel Moya detenidos y desaparecidos

Los opositores cubanos Berta Soler y Ángel Moya fueron detenidos este 6 de marzo por agentes de la Seguridad del Estado, según denunciaron las Damas de Blanco.
Berta Soler y Ángel Moya
 

Reproduce este artículo

Los opositores cubanos Berta Soler y Ángel Moya fueron detenidos este 6 de marzo por agentes de la Seguridad del Estado, según denunciaron las Damas de Blanco.

El arresto ocurrió en las calles E y Porvenir en Lawton, Diez de Octubre cuando ambos “salieron a la calle a ejercer su derecho de Libertad” dijo la activista Lourdes Esquivel Vieyto.

Unas horas antes, el ex preso político Moya aclaró que fuera de la sede del grupo opositor de las Damas de Blanco estaba apostado un remolque con un contenedor.

“Represores de la Seguridad del Estado sustituyen el bus represivo del MINFAR, por un remolque con un contenedor largo, vecinos preocupados y alarmados por la presencia del instrumento represivo nos dijeron que el contenedor lo parquearon en la madrugada y que preguntaron al chófer que si bajarían algo en el mercado y el respondió que le dijeron en su base que viniera para acá”, escribió en Facebook.

Hasta el momento no se tienen más detalles sobre la detención de la pareja, que ha sido arrestada varios domingos consecutivos después que anunciara en enero una campaña a favor de la liberación de todos los presos políticos.

En la detención del 13 de febrero a ambos les fueron impuestas multas de 150 pesos cubanos e intentaron practicarles un chequeo médico. Fueron liberados ocho horas después.

"Fuimos arrestados sin violencia por represores de la Seguridad del Estado vestidos de civil y uniformados, en este caso, fueron mujeres uniformadas las que ejecutaron la orden de arresto. A mí me montan en un auto con chapa privada y me conducen al hospital Miguel Enríquez para practicarme un chequeo médico que no solicité. Por supuesto que me negué y el médico dio por concluido el mismo", contó Moya en su Facebook tras la liberación.

Luego lo trasladaron a la estación policial de Cojímar, donde le impusieron una multa de 150 pesos cubanos y lo mantuvieron en una celda hasta las 7 p.m, para después conducirlo hasta las cercanías de la sede de las Damas de Blanco.

"Durante el traslado del Hospital a Cojímar le pregunté al jefe del carro sobre el chequeo médico y me respondió que era parte del procedimiento", agregó Moya.

Con Berta Soler, las autoridades utilizaron el mismo procedimiento.

"No la violentaron y al igual que a mí la llevaron al mismo hospital para que le practicaran un chequeo médico, también se negó y la llevaron para la unidad policial del Cotorro, donde le impusieron una multa de 150 pesos y la confinaron en una celda", declaró Moya.