Declaración urgente por la liberación de Silverio Portal
Artistas, activistas e intelectuales apoyan la “Declaración humanitaria urgente en apoyo a la liberación de Silverio Portal Contreras”, preso político sobre el que no se tienen noticias ni fe de vida desde hace mucho, a pesar del reclamo de su pareja Lucinda González, medios independientes y de organismos internacionales
 

Reproduce este artículo

Un grupo de artistas, activistas e intelectuales han lanzado en redes sociales y otras plataformas una “Declaración humanitaria urgente en apoyo a la liberación de Silverio Portal Contreras”, preso político del castrismo sobre el que no se tienen noticias ni fe de vida desde hace mucho, a pesar del reclamo de su pareja Lucinda González, medios independientes y organismos internacionales.

El artista y activista Luis Manuel Otero Alcántara, publicó este lunes una foto suya con el torso desnudo y la imagen del encarcelado.

“Despierto con Silverio Portal en mi pecho ¡¡¡Cuerpos políticos, Presos desnudos!!!”, escribió en su Facebook con las etiquetas #EstamosConectados y #FreeSilverio.

Además, compartió la declaración y petición al Tribunal Supremo de Cuba de justicia para Silverio, que está disponible en la plataforma Change.org para que recabar firmas.

El texto explica que Portal Contreras “se encuentra incomunicado en la prisión 1580 de San Miguel del Padrón, en La Habana. Después de seis meses sin verlo, su esposa, Lucinda González, ha sido informada de que posiblemente será́ trasladado al Hospital Carlos J. Finlay, lo que demuestra el agravamiento de su ya precario estado de salud”.

Ante este nuevo escenario, más de 150 artistas, activistas sociales, intelectuales, periodistas y personas de bien exigieron “la liberación inmediata de Silverio, lo que le permitiría regresar a su hogar y recuperarse con la debida asistencia médica”.

La declaración refiere que el prisionero “llevaba el proyecto 'No más muertes en Cuba por derrumbes', cuyo objetivo era protestar ante las instituciones del Estado para exigir la protección de las personas que viven en inmuebles en mal estado en sus comunidades”.

Sin embargo, “fue sancionado a cuatro años de cárcel por los supuestos delitos de desorden público y desacato. El incidente por el que fue condenado ocurrió́ el 20 de junio de 2016, pero la Fiscalía no presentó la acusación hasta el 4 de septiembre de 2017”.

Los firmantes de la declaración expresaron que “han transcurrido dos años y medio de la encarcelación de Silverio Portal Contreras, en los que la epilepsia y la hipertensión que padecía antes de llegar a prisión se han visto agravadas con un infarto cerebrovascular, dos isquemias transitorias, la pérdida de la visión de un ojo tras una golpiza y la pérdida progresiva de la visión del otro tras diagnosticársele una diabetes.”

El caso ha despertado el interés y la preocupación de varios organismos internacionales, entre ellos la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de las Naciones Unidas pidió́ su liberación inmediata junto a otros siete prisioneros políticos cubanos, Amnistía Internacional que lo declaró “Prisionero de Conciencia”, y el Parlamento de la Unión Europea.


Se expone en la declaración que “Portal Contreras no ha cometido delitos de sangre, violencia o hurto. Ha sido sancionado por defender públicamente el derecho constitucional a una vivienda digna para los que habitamos en La Habana. Quiso evitar nuevos derrumbes, como el que costó la vida a tres niñas inocentes. No debe morir en prisión”.

Los firmantes demandan que “sea liberado de inmediato debido al deterioro acelerado de su salud, que podría complicarse por el peligro que representa la epidemia del Covid-19 en la Isla. Esta declaración, y las acciones que estaremos anunciando progresivamente en apoyo a nuestra demanda, se unen a la campaña de visibilización de los presos políticos y las arbitrariedades cometidas hacia ellos, que se está llevando a cabo en Cuba por una parte importante de nuestra sociedad civil”.

“Creemos que estas demandas ciudadanas no deben seguir siendo ignoradas por las autoridades”, concluye la declaración que se puede consultar y firmar aquí.