Cubano se cose la boca en contra de la represión
Al hombre le impusieron una multa de 200 pesos cubanos (8 dólares) el pasado 1 de octubre, porque unos vecinos suyos hicieron una fiesta hasta el amanecer con música alta
Cubano se cose la boca en contra de la represión
 

Reproduce este artículo

 Eliades Suárez Correa, residente en Serone 1, municipio Mayarí, Holguín, es otro de los cubanos que se cose la boca en señal de protesta contra la represión del régimen de la isla.

Según publicó la usuaria de Facebook, Teresa Miranda Céspedes, al hombre le impusieron una multa de 200 pesos cubanos (8 dólares) el pasado 1 de octubre, porque unos vecinos suyos hicieron una fiesta hasta el amanecer con música alta.

Las autoridades alegaron que él fue quien puso la música, algo que Suárez Correa desmiente.

También denunció que la semana anterior, otro agente de la policía llamado Bárbaro, le dijo en la calle, que debía apersonarse en la unidad policial, porque se reúne "con gente negativa, a pesar de que mi única y permanente compañía, es mi mujer".

"Estoy siendo victima de hostigamiento policial, a pesar de no estar cometiendo delito alguno, y no tengo dudas de que solo pretenden, aplicarme el delito de peligrosidad. Y como señal de protesta ante la injusticia, a partir de ahora, estoy plantado, y con la boca cosida", añadió el opositor.

 

 

Ya este activista, retirado de esas labores, pues ahora trabaja  cortando marabú fuera de su provincia, cumplió prisión en el periodo 2015 a 2017.

Este sería el tercer cubano que se cose la boca en señal de protestas en los últimos dos meses, según confirmó ADN Cuba.

A mediados de septiembre, el opositor cubano, Hayro Labori, residente en la Isla de la Juventud, se cosió la boca horas antes de ir a una estación policial de Nueva Gerona, citado por la Seguridad del Estado.

Por otro lado, el 27 de agosto, el rapero y opositor, Maykel Osorbo hizo un gesto extremo para denunciar la persecución de la Seguridad del Estado: decidió sellar sus labios y acudir así a la última citación ilegítima de la policía política del régimen.

"Lo hace como protesta porque ayer recibió una citación informal, bajo ninguna jurisdicción, algo que hizo la policía violando sus propios parámetros. Y por todas las violaciones contra él que ha habido: allanamiento de su vivienda, las detenciones que lleva haciéndole la policía política hace tiempo", explicó entonces a ADN Cuba el activista Esteban Rodríguez, amigo de Osorbo.

Rodríguez, también colaborador de este medio, dijo que el rapero decidió ir a la citación en la estación policial de Cuba y Chacón (Habana Vieja) con los labios cosidos. "Él se presenta de esta forma, va a oír lo que le van a decir, pero no quiere hablar nada durante los interrogatorios de la Seguridad del Estado", declaró ese día.

En noviembre del 2018, el rapero también se cosió la boca mientras cumplía prisión política por su activismo contra el Decreto Ley 349, para garantizar su huelga de hambre y evitar que la policía lo alimentara por la fuerza.