“La lucha sigue”: manifestantes cubanas ante la ONU deponen huelga de hambre

Las manifestantes se vieron obligadas a deponer la huelga por su delicado estado de salud, pero aseguran que continuarán su protesta ante la ONU hasta el 21 de septiembre, fecha final de las venideras sesiones de la Asamblea General
Cubanas en ONU deponen huelga de hambre. Foto: Facebook de Léo Juvier-Hendrickx
 

Reproduce este artículo

Las cubanas Anisley Pérez, Niurka Prestamos y Yamisderky Pelier depusieron este domingo la huelga de hambre en reclamo por la libertad de Cuba que iniciaron el 28 de agosto en las afueras de la sede de Naciones Unidas en Nueva York, pero aseguraron que regresarán el 14 de septiembre para seguirse manifestando y ser escuchadas por la comunidad internacional.

En una directa desde su perfil de Facebook, Pérez mostró como eran trasladadas sus dos compañeras hacia un hospital. “Nuestros cuerpos se colapsaron y por eso vamos a deponer la huelga, pero esto sigue”, afirmó.

Según anunció, las tres irán a Miami a reunirse con congresistas, influencers y todos aquellos que puedan ayudar para organizar una caravana que transite desde el sur de la Florida hasta la sede de la ONU y, una vez allí, exija al mundo que voltee a ver a Cuba, que “está muriendo”.

Las fechas previstas por las manifestantes son del 14 al 21 de septiembre. En ese período estará sesionando el septuagésimo sexto período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la ONU, una ocasión propicia para continuar la batalla.

“Este campo de batalla que hicimos no lo vamos a dejar. Vamos a coger fuerzas y recuperarnos, para venir en caravana y hacernos escuchar”, dijo Pérez, que reiteró que las principales peticiones de su protesta son intervención humanitaria en Cuba, dos buques hospitales para las costas de la isla y el cese de la membresía del gobierno cubano en la Comisión de Derechos Humanos.

“Nosotras hemos decidido plantarnos como los plantados y fusilados por los Castros frente a su organización de Naciones Unidas, haciendo un ayuno hasta que se escuchen nuestras voces que es el clamor de nuestro pueblo”, habían dicho las cubanas en su sexto día de huelga, el 3 de septiembre, en una misiva dirigida a la relatora especial sobre la situación de los defensores de derechos humanos de la ONU, Mary Lawlor.

Un día antes habían sido visitadas por un funcionario de Naciones Unidas que, sin identificarse, recogió el manifiesto con sus peticiones.

Las mujeres estaban instaladas en casas de campaña en las afueras de la máxima institución internacional, con banderas cubanas para acompañar su protesta pacífica. En el espacio que ocupaban desde el 28 de agosto, con independencia de que llegue o no la caravana, permanecerán varios cubanos sosteniendo la protesta hasta que culmine la reunión de Naciones Unidas.