APLP denuncia represión y critica “intromisión” de México y Argentina en asuntos cubanos

La Asociación Pro Libertad de Prensa criticó la “intromisión de los presidentes de México, Manuel Andrés López Obrador y de Argentina, Alberto Fernández, en los asuntos internos cubanos y su apoyo a la dictadura comunista”
AMLO, Alberto Fernández y represión en Cuba
 

Reproduce este artículo

La Asociación Pro Libertad de Prensa (APLP) denunció la represión desatada por el régimen castrista contra los manifestantes que salieron a las calles el 11 de julio, y durante los días siguientes.

La ONG reiteró la necesidad de “diálogo y negociación” para la salida de la crisis económica, social y política del país, informó Radio Televisión Martí.

El periodista Julio Aleaga Pesant, vocero de la agrupación independiente, expresó que “la Asociación Pro Libertad de Prensa declara su preocupación permanente por el estado de cosas del país, caracterizado por una violenta ola represiva contra los manifestantes pacíficos del 11 de Julio y la orden de combate dada por el jefe de los comunistas en Cuba”.

Aleaga Pesant se refirió a la sociedad civil dentro de la isla y al exilio “prodemocrático” como entidades que “siguen proponiendo soluciones de diálogo y negociación para la salida de esta crisis, sin embargo, el gobierno sigue mirando hacia otro lado, en vez de concentrarse en los problemas patrios”.

El portavoz de la APLP añadió que “hay que levantar el velo de secretismo sobre el comportamiento de la epidemia en cárceles, prisiones y unidades militares, sobre todo, luego de los incidentes del 11 de julio, cuando cientos de personas han saturado las prisiones y los calabozos de Cuba”.

Advirtió que la ONG que representa tomó nota de “las declaraciones del Alto Representante de la política exterior europea, Josep Borrell, donde condena la violencia desatada por la dictadura y, en ese marco internacional, también condenamos cualquier acto de violencia o terrorismo para alcanzar el ‘sagrado Olimpo’ de la libertad de la patria”.

La APLP también criticó la “intromisión de los presidentes de México, [Andrés] Manuel Andrés López Obrador y de Argentina, Alberto Fernández, en los asuntos internos cubanos y su apoyo a la dictadura comunista”.

 

Fernández y Obrador del lado del castrismo

El mandatario de México, conocido como AMLO, levantó la polémica recientemente cuando en una conferencia de prensa dijo que habría que declarar a Cuba entera “Patrimonio de la Humanidad”, por una supuesta resistencia que sería digna de aplaudir, según la narrativa que el régimen vende a los nostálgicos de la “izquierda” regional.

Aunque critica el embargo de Estados Unidos, AMLO no menciona las recientes protestas del 11 de julio, que fueron reprimidas violentamente por la dictadura.

La complacencia del mandatario mexicano con el régimen castrista fue rechazada por figuras del exilio, que convocaron a una marcha el pasado 30 de julio, de “cubanos libres contra AMLO”, frente al consulado de México en Miami.

Según la activista Mercedes Perdigón hay que “dejarle saber al señor Obrador que primero resuelva los problemas de México y que no se meta tanto en los problemas de Cuba. Es una infamia que después que 21 países han condenado la situación de Cuba, él vaya a darle otro poquito de oxígeno (…) diciendo que está en contra del embargo, eso es inaceptable”.

Por su parte, Alberto Fernández ha evitado condenar la represión desatada en Cuba tras el 11 de julio, y repite la narrativa castrista que justifica la falta de derechos con la existencia del embargo de Estados Unidos.

“No conozco exactamente la dimensión del problema en Cuba. Lo que tengo claro, como dijo Manuel López Obrador, es que si realmente nos preocupa lo que pasa terminemos con los bloqueos. Le están haciendo un daño incalculable y también a Venezuela”, señaló el kirchnerista el 12 de julio.

También se reveló que su gobierno (a diferencia de Brasil, Colombia y Ecuador) no adhirió a una declaración conjunta promovida por EEUU que rechaza “las masivas detenciones” y se llama a defender el derecho de los cubanos a exigir libertades.

El director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, criticó al presidente argentino: “Es sorprendente que Alberto Fernández tenga una curiosidad por el tema de los derechos humanos tan selectiva y oportunista, (…) en el caso de Cuba parecería que lo único que le importa es la política exterior de Estados Unidos”, dijo Vivanco al diario La Nación.