Tokio: cubanos ganan oro en canoa y destrozan récord olímpico

En cerrada competencia, la dupla de Serguey Torres y Fernando Jorge Enríquez ganó la medalla de oro en canoa biplaza a mil metros (C2-1000), en los Juegos Olímpicos de Tokio
Serguey Torres y Fernando Jorge Enríquez compitiendo en Tokio. Foto: ESPN
 

Reproduce este artículo

La dupla de Serguey Torres Madrigal y Fernando Dayán Jorge Enríquez ganó para la delegación de Cuba la medalla de oro en canoa biplaza a mil metros (C2-1000), en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Torres y Enríquez arrancaron últimos la competencia final y cruzaron la meta por delante de todos los competidores con registro de tres minutos, 24 segundos y 995 milésimas, para dejar detrás en el podio a los equipos de China (3:25.198) y el de los campeones defensores que representan a Alemania (3:25.615). El cuarto lugar quedó para el C2 de Brasil.

Francys Romero, periodista cubano especializado en deportes, definió la lid como “una competencia de las más increíbles de estos Juegos Olímpicos”.

“Los cubanos además lo hicieron logrando la mejor marca en Juegos Olímpicos con 3 minutos 24s 995. Proeza”, añadió Romero.

Los cubanos, ganadores de varias competencias mundiales, lograron con su desempeño en Tokio el mejor resultado histórico de Cuba en esa disciplina deportiva (en Olimpiadas). Anteriormente Leobaldo Pereira e Ibrahim Rojas ganaron plata en Sídney 2000, mientras que Ledys Frank Balceiro en el C1 a mil metros en los mismos juegos y en Atenas 2004.

“Estoy soñando”, dijo Serguey Torres al corresponsal del medio oficialista Cubadebate, apenas bajó de la canoa. Mientras, el joven Fernando Jorge Enríquez, de solo 22 años de edad, se mostró eufórico: “Lo dije y nadie me creyó”.

La medalla ganada por Serguey Torres Madrigal y Fernando Jorge Enríquez es el tercer metal dorado que va a las arcas de la delegación oficial de Cuba, que escaló al lugar 16 con otras seis preseas (nueve en total): 3 de plata y 3 de bronce. Por ahora, se cumple el objetivo a priori de los funcionarios, de terminar entre los 20 primeros de los Juegos Olímpicos de Japón.

 

Otros medallistas de Cuba en Tokio

La senda dorada la inauguró Luis Alberto Orta, de los 60 kg de la lucha grecorromana. El atletismo ha aportado varias preseas, aunque ninguna dorada. La discóbola santiaguera Yaimé “La Rusa” Pérez terminó en la tercera posición de la final del disco femenino y sumó una presea bronceada, mientras que Juan Miguel Echevarría y Maykel Massó ganaron plata y bronce, respectivamente, en la competición de salto de longitud.

Una sorpresa fue el segundo lugar alcanzado por el veterano tirador holguinero Leuris Pupo, quien consiguió una medalla de plata en la modalidad de pistola rápida 25m.

Otro luchador grecorromano, Mijaín López, se convirtió en leyenda de los Juegos Olímpicos tras conseguir por cuarta ocasión consecutiva el título en la división de los 130 kilos de esta disciplina. Ya había ganado el oro en las Olimpíadas de Beijing 2008; Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.