Lizandra Góngora desde la cárcel: “con la dictadura no se dialoga”

“Estoy presa por mis ideales y convicciones que siento en el corazón. Nadie me obligó, nadie me compró, mucho menos me pagaron por nada”, expresó Lizandra Góngora, madre de 5 hijos
Lizandra Góngora, presa política
 

Reproduce este artículo

La prisionera política Lizandra Góngora, detenida en Cuba por su participación en las protestas antigubernamentales que estallaron el 11 de julio, envió una carta desde la penitenciaría del Guatao afirmando que “con la dictadura no se dialoga”.

“Seremos Libres, Fe, Fuerza y Esperanza”, afirmó la activista opositora, madre de cinco hijos.

“Estoy presa por mis ideales y convicciones que siento en el corazón. Nadie me obligó, nadie me compró, ni mucho menos me pagaron por nada”, explicó Góngora. Está acusada de “sabotaje” y “desorden público” por protestar de forma pacífica en el municipio Güira de Melena, de Artemisa. Por estos delitos podría ser sentenciada a una condena de hasta 10 años de privación de libertad.

Añadió en su misiva que repite “una y mil veces, con la dictadura que gobierna ilegalmente en Cuba no se dialoga”.

El 11 de julio los manifestantes en Güira de Melena se congregaron frente a la sede municipal del Partido Comunista de Cuba y en una de las tiendas estatales que venden en moneda libremente convertible (MLC).

Según dijo Góngora en un video filmado poco antes de su arresto, el 11 de julio en Güira de Melena habrían protestado más de 3000 ciudadanos. La activista fue herida en una pierna cuando se manifestaba frente a la tienda MLC, y huyó de las fuerzas castristas para evitar ser detenida. Estuvo escondida varios días, “sola” y “a la deriva”, expresó en ese momento.

Finalmente, Góngora fue detenida y casi tres meses después de su reclusión envió la carta donde se reafirma en su postura de enfrentar “la dictadura” en Cuba. La misiva incluye unas palabras firmadas por otra prisionera, Mailene Noguera Santiesteban, quien asegura estar “firme con los ideales patrióticos en cuanto a la libertad de Cuba”.


El activista político Orlando Reyes denunció que Góngora “hoy se encuentra en las mazmorras castristas, siendo maltratada, reprimida, aislada y en condiciones infrahumanas, por solo manifestarse y pedir libertad para el pueblo y los suyos”.

Diasniurka Salcedo, quien recibió la carta y la hizo llegar a ADN Cuba, expresó en Facebook que “ambas siguen firme en la lucha. ¡¡Esto es Patria y vida!! Y como bien dicen ellas no son responsables de las que están flaqueando antes las amenazas y prestándose para actos políticos”, añadió la activista.

La intelectual y defensora de los derechos humanos y la democracia Carolina Barrero compartió la misiva de Góngora en sus redes sociales y dijo que “leerla me ha partido el alma”.

“Ahí está lo mejor de la resistencia, el valor y el espíritu de verdad que empuja a Cuba fuera de la ignominia. Mis pensamientos y mi corazón están con ella y con sus hijos. Que de todos sea su honor y su estirpe”, añadió Barrero.