Cuba: 3 años de cárcel para manifestante pacífico del 11J

El régimen cubano condenó a tres años de prisión a Luis Mario Niedas Hernández, por manifestarse en Sancti Spíritus de forma pacífica durante el estallido del 11 de julio
Luis Mario Niedas, manifestante del 11J
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano condenó a tres años de prisión a Luis Mario Niedas Hernández, por manifestarse en Sancti Spíritus de forma pacífica durante las masivas protestas del 11 de julio que se extendieron a todo el país.

“Tras un proceso judicial sin las garantías del debido proceso, Luis Mario Niedas Hernández ha sido condenado a tres años de privación de libertad”, confirmó este lunes el Centro de Información Legal, Cubalex.

“El juicio se celebró el pasado 1 de octubre en Sancti Spíritus bajo fuertes medidas de seguridad y sin acceso de familiares y amigos a la vista judicial. Hoy dieron a conocer la condena: tres años de cárcel por manifestarse pacíficamente”, añadió la ONG que ofrece asesoría a víctimas de violaciones de derechos humanos.

La activista y profesora de arte Anamely Ramos, reaccionó a la noticia de la sentencia: "Miren bien a este muchacho a la cara y digan si es justo que pase, no tres años, un día, en una prisión. Desgraciados, delincuentes, los que mandan tales horrores y vergüenza para esos jueces, y fiscales que se prestan para destruir la vida de un joven inocente. No podemos seguir haciendo de espectadores mientras estos jóvenes son condenados. Basta ya de injusticia e impunidad".

Este fin de semana varios activistas denunciaron maltratos en la prisión Provincial Nieves Morejón contra Luis Mario Niedas, ingeniero informático. “Le torturaron dejándolo en una celda donde defecaba, orinaba, se bañaba y dormía por 13 días”, aseguró la maestra Aimé Despaigne, defensora de derechos humanos.

Despaigne compartió en Twitter una denuncia que envió desde la cárcel el joven, en la que asegura que “he estado en aislamiento desde el 1ro al 9 de octubre, y desde el 11 al 15 de octubre”.

Niedas refirió en su testimonio, difundido también por el activista Marcel Valdés, que “he estado defecándome, orinando y bañándome en la celda donde duermo, en condiciones paupérrimas. Fui cambiado de celda desde el 9 al 11 de octubre por el oficial Ramón. El pasado miércoles 6 de octubre el oficial Cedeño me dijo que 'gestionaría' solucionar el problema, pero no hizo nada. Quiero que mi familia, mi abogado y todo el mundo estén al tanto de lo que eh estado pasando”.

Despaigne denunció violaciones a varios artículos de la Constitución cubana, entre ellos el 13 (inciso F), que establece como un fin del Estado “garantizar la dignidad plena de las personas y su desarrollo integral”.

También las autoridades transgreden el Artículo 60, donde ese estipula que “el Estado favorece en su política penitenciaria la reinserción social de las personas privadas de libertad, garantiza el respeto de sus derechos y el cumplimiento de las normas establecidas para su tratamiento en los establecimientos penitenciarios”.

Al compartir la denuncia, Salomé García bacallao, miembro del grupo de activistas coordinadas por Cubalex para identificar víctimas de la represión del 11J, confirmó que “en Sancti Spíritus solo él [Niedas] y Alexander Fábregas siguen en prisión, son opositores”.

Añadió en Twitter que Niedas fue “juicio (…) por los delitos fabricados de desórdenes públicos, propagación de epidemias e instigación a delinquir”.

El 1 de octubre celebraron el juicio contra Niedas Hernández en el Tribunal provincial de Sancti Spíritus. Según confirmó a ADN Cuba el cubano Néstor Estévez, en comunicación con la familia del joven, solo permitieron la entrada de un familiar y la Plaza Cultural de Los Olivos, donde se ubica el Tribunal, fue militarizada durante el juicio.

“Quieren silenciarlo para que no diga más la incómoda verdad que acorrala a un régimen satánico donde las hordas del infierno destruyen toda persona con valores, sentimientos y decencia. Hay que ponerle un alto a esta cadena de injusticia continua. Porque un día tocaran tu puerta y te tocará a ti sufrir lo que hoy el sufre. Libertad para Luis Mario Niedas Hernández”, comentó Estévez en Facebook.

Luis Mario Niedas Hernández, de 32 años, hizo públicas sus críticas al régimen de La Habana a finales de 2020, tras una protesta de cientos de artistas, activistas e intelectuales en las afueras del Ministerio de Cultura (Mincult).

En febrero del 2021, por apoyar a los artistas críticos que regresaron al Mincult el 27 de enero, fue expulsado de su trabajo como informático en la Empresa Provincial de Transportes Escolares.

Anteriormente, el 29 de enero del 2021, Luis Mario Niedas se plantó afuera de la Casa de la Cultura de su provincia y dijo que estaba dispuesto a sacrificar su juventud por ver una Cuba libre.