EEUU acusa al régimen chavista de “violar masiva y sistemáticamente los Derechos Humanos” y Caracas responde

Tras la extradición de Alex Saab a EEEUU, aumenta la tensión entre Washington y Caracas. El secretario de Estado, Antony Blinken, aterrizará en Colombia este martes.
El empresario Alex Saab, el dictador Nicolás Maduro, el Secretario de Estado de EEUU Antony Blinken
 

Reproduce este artículo

Ned Price, vocero del Departamento de Estado de los Estados Unidos, trasladó la exigencia al régimen chavista de poner fin a los “abusos contra los Derechos Humanos” en Venezuela y volver a la negociación con la oposición.

Las conversaciones entre las partes “deben conducir a la restauración pacífica de la democracia que el pueblo de Venezuela desea y merece con tanto fervor”, indicó Price.

“Deben dar como resultado el fin de los abusos contra los Derechos Humanos del régimen y el alivio del terrible sufrimiento humanitario de Venezuela y poner fin a una crisis que se ha prolongado durante demasiado tiempo”, enfatizó el portavoz.

Adicionalmente, Price acusó al gobierno Maduro de “violar masiva y sistemáticamente los Derechos Humanos” de los venezolanos.

En las últimas horas el régimen de Caracas anunció que abandonaba las negociaciones en reacción a la extradición a los Estados Unidos de Alex Saab, el empresario colombiano y presunto testaferro de Maduro.

Price dijo que, ante esta decisión, el régimen venezolano “ha dejado muy claro que está poniendo sus intereses una vez más por encima de los intereses del pueblo venezolano”, y que están haciendo prevalecer el caso de “un individuo por encima del bienestar y del sustento de millones de venezolanos”.

El Departamento de Estado expresó que el pueblo venezolano “ha dejado en claro sus aspiraciones de democracia, mayor libertad, prosperidad y un alivio del sufrimiento humanitario que el régimen ha infligido”.

La dictadura venezolana, por su parte, rechazó “categóricamente” las declaraciones de Price y acusó que los Estados Unidos operan como “una poderosa maquinaria mundial para la violación sistemática de los Derechos Humanos y la violación flagrante y permanente del derecho internacional a nivel global”.

“El día de hoy, el Gobierno de los Estados Unidos, protector de la clase extremista política venezolana, ha hecho el peor ejercicio de falsedad e inmoralidad al pretender erigirse y hablar en nombre del pueblo venezolano, cuando en realidad es un verdugo salvaje que ha violado masiva y sistemáticamente los Derechos Humanos de nuestro pueblo”, manifestó el régimen chavista a través de su Cancillería.

En lo que respecta a la extradición de Saab, Caracas acusó a Washington de “una acción ilegal” que demuestra el desprecio de los Estados Unidos por el derecho internacional, según indicó el comunicado del chavismo.

Caracas incluso ha llegado a hablar de “secuestro” y de “una de las agresiones más graves” en la historia de la nación sudamericana, indicando que llevará esta denuncia “a todas las instancias” necesarias para que se imparta “justicia”.

Por otra parte, la dictadura chavista cuestionó que los Estados Unidos no persigan a Colombia como “primer productor de cocaína y tercero en crimen organizado en todo el mundo” y que hayan ayudado al opositor Juan Güaidó “a beneficiarse del expolio, despojo y robo del patrimonio”.

Las acusaciones de Caracas sobre Colombia tienen lugar cuando el secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, se dispone a aterrizar en la capital colombiana.

Blinken estará en Colombia y Ecuador, desde este martes y hasta el jueves, para tratar temas prioritarios de la región andina: la seguridad y la estabilidad de esta zona de América Latina, así como la restauración pacífica de la democracia en Venezuela y otros temas generales, según informaron Europa Press e Infobae a primera hora de este martes.