HRF sobre brigadas médicas: comité del Nobel no debe ceder ante dictadura

Human Rights Foundation denunció la explotación de médicos por parte del castrismo. Señaló al comité del Nobel, que no debe ceder a la propaganda de la dictadura y premiar al lucrativo negocio de La Habana
 

Reproduce este artículo

La Human Rights Foundation (HRF) denunció este jueves 10 de junio la explotación de los médicos cubanos por parte del castrismo. La prestigiosa organización de derechos humanos, señaló al comité de los Premios Nobel, que no debe ceder a la propaganda de la dictadura y entregar el de la Paz al lucrativo negocio de La Habana, maquillado como “solidaridad”.

En Twitter, la HRF comunicó que “acoge con satisfacción la resolución aprobada hoy por el Parlamento Europeo arrojando luz sobre el vergonzoso trato de Cuba a su personal de salud asignado a trabajar en las brigadas médicas”.

La Eurocámara votó a favor de una resolución común de condena, entre otras acciones de la dictadura, a “las violaciones sistemáticas de los derechos humanos y del Derecho laboral cometidas por el Estado cubano contra el personal médico enviado al extranjero”.

Por su parte, la HRF añadió que los participantes “en las misiones médicas cubanas de fama mundial son objeto de una miríada de abusos que violan las normas internacionales del trabajo y los derechos humanos”.

La organización sin fines de lucro denunció: “los médicos que prestan servicios en brigadas en el extranjero tienen su libertad de movimiento muy limitada y están bajo vigilancia constante. A menudo viven en muy malas condiciones y se les etiqueta como 'desertores' y se les prohíbe regresar a Cuba hasta 8 años si abandonan la misión”.

HRF continuó mediante un hilo de Twitter, señalando que estas misiones tampoco son gratuitas para el país anfitrión, ya que están obligadas a pagar por ellas, directamente al régimen cubano, “que generalmente se queda con el 80% de los salarios de los trabajadores”.

Se ha estimado que las brigadas generaron decenas de miles de millones de dólares de ingresos para la dictadura en los últimos años, mientras en las instituciones de salud en la isla empeoran las condiciones y el desabastecimiento de fármacos e implementos.

“A pesar de todo esto y de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y las Naciones Unidas las han clasificado como una forma moderna de esclavitud, las brigadas médicas están siendo consideradas para el Premio Nobel”, lamentó Human Rights Foundation.

Año tras año, desde La Habana se manejan los hilos para hacer lobby a favor de entregar el galardón a las misiones médicas, dinero que iría a las arcas del régimen y, además, este utilizaría el prestigio del Nobel para tapar las violaciones de derechos humanos. En marzo último, la prensa controlada por el Partido Comunista de Cuba difundió que el rector universitario ruso Andrei Yurevich nominó formalmente al contingente médico cubano “Henry Reeve”, para el Premio Nobel de la Paz 2021.

“El comité del Premio Nobel no debe ceder ante una masiva campaña de propaganda de la dictadura cubana para blanquear su imagen en el exterior y seguir explotando a miles de sus propios ciudadanos. Hacerlo degradaría gravemente el valor del Premio Nobel de la Paz”, concluyó la Human Rights Foundation su pronunciamiento en Twitter.

 

Eurocámara aprobó severa resolución contra régimen

El Parlamento Europeo aprobó este 10 de junio por mayoría, una histórica resolución que condena las violaciones de derechos humanos en Cuba a manos del régimen de Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel.

El documento, presentado por un grupo de eurodiputados esta semana, fue apoyado por 386 parlamentarios y obtuvo 236 votos en contra. Con la aprobación, la Eurocámara condenó las condiciones de esclavitud a las que están sometidos los médicos de la Isla de misiones en el exterior, y confirma que el Acuerdo de Diálogo UE-Cuba es violado actualmente por La Habana y por el Servicio Exterior de la Unión Europea, liderado por Josep Borrell.

“Esta resolución es un hito histórico que destapa definitivamente lo que ha sido desde hace más de 60 años una quimera de ilusión basada en falsedades y el aprovechamiento emocional de muchas buenas personas en Europa, mientras ejercía el capitalismo esclavista, la represión, la tortura, la separación familiar y crímenes de lesa humanidad que, como las misiones médicas, ya se empiezan a conocer por todo el mundo”, declaró el presidente de la ONG Prisioners Defenders, Javier Larrondo, para ADN Cuba.