Doctores Pupo y Figueredo se reúnen en el exilio

Pupo Casas dijo que están “un poco más cerca de nuestro destino, un poco más lejos de casa. Pero entre amigos. #PrepárateDictadura”
Alexander Raúl Pupo Casas y Alexander Jesús Figueredo Izaguirre, médicos disidentes
 

Reproduce este artículo

Los médicos Alexander Raúl Pupo Casas y Alexander Jesús Figueredo Izaguirre, ambos perseguidos en Cuba por sus críticas al régimen, se reunieron este miércoles tras lograr salir al exilio.

Pupo compartió en su página de Facebook una fotografía del encuentro, en la que se ve abrazado con Figueredo y ambos llevan pulóveres con el lema anticastrista “Patria y Vida”. Tras la reunión con su colega, el joven médico dijo estar “un poco más cerca de nuestro destino, un poco más lejos de casa. Pero entre amigos. #PrepárateDictadura”.

Pupo Casas declaró el lunes que espera “poder volver algún día a Cuba, cuando sea libre o para luchar para que sea libre”. Publicó un video en su canal de YouTube a su llegada a un aeropuerto extranjero que no especificó: “Ya estoy fuera de Cuba, desgraciadamente. Creo que todos sabíamos que este momento iba a llegar. Tuve que salir de Cuba y la dejo con un nudo en el corazón”.

Agregó que “salir de Cuba para mí ha sido lo peor que me puede haber pasado en el mundo: tener que abandonar mi país, pero tengo la esperanza de algún día poder volver, cuando sea libre o para luchar para que sea libre”.

“Estoy dejando una parte de mí allá, mi corazón está roto, totalmente. Espero que con el paso de las horas este dolor mejore o se me quite”, confesó el joven médico.

“No estoy entusiasmado, dejar Cuba no me causa ningún tipo de entusiasmo ni placer. Me tocó hacerlo como otros tantos. Lo que nos queda es guardar la esperanza, esperar a que en nuestro país algo ocurra para que sea habitable por lo menos, para los cubanos que nos gusta la libertad”.

Alexander Pupo Casas finalmente salió del país el pasado 8 de mayo, tras varios meses intentándolo, según anunció en sus redes sociales. Mediante una publicación en Twitter, explicó que "hoy me tocó partir mi corazón en dos, dejar una parte en mi Cuba, al lado de los míos y llevarme el otro allá donde pensar con mente propia no sea delito".

“Mi Cuba bella, mi novia de toda la vida, Dios permita nos podamos volver a ver”, concluyó. Para acompañar el tuit, el médico cubano compartió una imagen en la que a sus espaldas se observa un avión.

Desde inicios de abril, los doctores cubanos y activistas de derechos humanos Pupo Casas y Alexander Jesús Figueredo pidieron ayuda en redes sociales para salir del país a causa de la persecución de la policía política y la imposibilidad de ejercer sus carreras.

Pupo Casas explicó el 9 de abril pasado que tanto él como Alexander Figueredo habían sido separados de sus centros de trabajo en la isla por defender los derechos humanos, y necesitaban la ayuda de personas en el exterior para poder escapar.

“Ya sea un dólar, un euro o compartir el mensaje, en las manos de esta familia es un arma invencible. Con ustedes contamos, porque por ustedes somos casi imbatibles”, expresó entonces en redes sociales.

El primero en lograr exiliarse fue Figueredo Izaguirre, quien salió de Cuba el pasado 25 de abril, según confirmó en sus redes sociales. Publicó imágenes en su Facebook desde la ventanilla de un avión y también de su pasaporte, que dentro tenía un boleto aéreo.

Poco antes había lllegado a EE. UU. el doctor Manuel Guerra, después de atravesar Centroamérica y México. Guerra es otro de los médicos opositores al régimen de La Habana que se han exiliado en los últimos meses.