Comienza campaña para expulsar a Cuba del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

La petición de expulsión del régimen cubano se basa en el octavo punto de la carta fundacional del Consejo de Derechos Humanos de la ONU
Inicia campaña para expulsar a Cuba del Consejo de Derechos Humanos de la ONU
 

Reproduce este artículo

Alrededor de 600 personalidades firmaron una carta dirigida a autoridades de países y organismos internacionales pidiendo la “expulsión” de Cuba del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, anunció este lunes en conferencia de prensa en Miami el Centro para una Cuba Libre.  

Con esta acción da inicio una campaña para que el régimen de La Habana salga del Consejo de la ONU, declaró a la agencia EFE John Suárez, director ejecutivo del Centro.

Suárez precisó que el documento con las firmas ya fue enviado a la Casa Blanca y los primeros ministros Magdalena Andersson, de Suecia, y Justin Trudeau, de Canadá. A la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, también le fue entregada, reportó el medio citado.

El Centro para una Cuba Libre resaltó la relevancia de que la carta, firmada por ex diplomáticos, activistas de derechos humanos y personalidades internacionales, llegue a los “gobernantes de todos los países de la Asamblea General de Naciones Unidas”.

La petición de expulsión del régimen cubano se basa en el octavo punto de la carta fundacional del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que establece que cuando uno de los miembros viola sistemáticamente los DD.HH. puede ser destituido, explicó Suárez.

"El Centro por una Cuba Libre (CFC), organización colaboradora en la Cumbre de Ginebra por los Derechos Humanos y la Democracia, saluda y se une al llamado de UNWatch para expulsar a China, Cuba, Eritrea, Libia, Mauritania y Venezuela del Consejo de Derechos Humanos de la ONU", afirmó Suárez a inicios de abril en respaldo a la suspensión de la participación de Rusia en el Consejo.

En 2020, Cuba fue elegida para el Consejo de DD.HH., el mismo año que entraron Rusia, China y Pakistán.

Prisoners Defenders: Marzo cierra con 1.027 presos políticos en Cuba

Al cierre del 31 de marzo de 2022, la organización Prisoners Defenders (PD) reporta que en Cuba hay 1.027 prisioneros políticos "sufriendo condenas judiciales y disposiciones de la fiscalía sin intervención judicial", se indica en su último informe.

Según el último listado de PD, publicado este 7 de abril, de los 1.027 prisioneros políticos presentes en la lista actual, 891 provienen de la represión de las manifestaciones del 11 de julio de 2021.

La organización no gubernamental reconoce que la cifra real sería al menos un 30% más alta.

Mencionaron que la represión se extiende a las familias de los presos políticos. Tal es el caso de la cubana Yudinela Caridad Castro Pérez, madre de Rowland Jesús Castillo Castro, detenido con 17 años y condenado a 18 años de privación de libertad por manifestarse el 11 de julio. El 24 de febrero pasado, Castro Pérez, paciente de cáncer, fue llevada a prisión acusada de desacato por pedir la liberación de su hijo. Fue liberada dos semanas después.

Entre los 1.027 casos hay 38 menores, incluido uno de 13 años, de los cuales 20 ya han sido condenados a penas que promedian los siete años de privación de libertad. Dos niñas y catorce niños verificados por PD fueron sentenciados por el supuesto delito de sedición.

Un total de 169 manifestantes, incluyendo a los menores mencionados, fueron procesados por sedición.
Unos 652 prisioneros ya han sido sentenciados, 259 de ellos con penas de más de diez años.

El grupo de prisioneros políticos incluye, al menos, a 131 mujeres.

Prisoners Defenders sostiene que, en las manifestaciones del 11J, más de 5000 personas fueron detenidas y más de 1500 han sido procesadas penalmente, incluidos menores de edad.

En abril de 2021 había 140 prisioneros políticos en la Isla. Es decir, la cifra se ha multiplicado por diez en un año. Desde entonces, y hasta el 31 de marzo de 2022, a la cifra se han sumado otros 1.061 prisioneros políticos.

Desde el 1 de abril de 2021 hasta el 31 de marzo de 2022, 1.204 personas han sufrido prisión política en Cuba