Camila Acosta identifica a oficial represor: disfruta su poder y mi indefensión

Ernesto Dávila Gallardo es un joven teniente de la Seguridad del Estado e Instructor Penal a cargo del caso que fabrican contra la periodista tras su detención el 12 de julio, por el presunto delito de “desórdenes públicos”
Camila Acosta y el represor teniente Ernesto Dávila
 

Reproduce este artículo

La periodista cubana Camila Acosta identificó a Ernesto Dávila Gallardo como uno de los oficiales de la policía política que participa en la represión de las protestas del 11 de julio. Asegura que la amenazó con “prisión” por su trabajo en medios independientes.

Acosta compartió en sus redes sociales imágenes de Dávila Gallardo, un joven teniente de la Seguridad del Estado e Instructor Penal a cargo del caso que fabrican contra la periodista tras su detención el 12 de julio, por el presunto delito de “desórdenes públicos”.

“El nombre completo se lo descubrí en un descuido suyo durante el primer interrogatorio, mientras firmaba un documento, pues estos agentes nunca se identifican, nunca van de frente, tratan de mantener el anonimato”, explicó la corresponsal en Cuba del diario español ABC, y colaboradora de medios independientes como CubaNet.

Según Camila Acosta, Dávila Gallardo estudió Derecho en la Universidad de La Habana (UH), una carrera que el Ministerio del Interior hace matricular a quienes serán interrogadores profesionales de la policía u oficiales de contrainteligencia.

Una de las fotografías compartidas por la periodista, muestra al agente de la Seguridad junto a Raúl Alejandro Palmero, ex presidente de la oficialista Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y miembro del Consejo de Estado de Cuba, actual Diputado a la Asamblea Nacional.


Palmero, también Licenciado en Derecho por la UH, es definido por acosta como “un cuadro y un cómplice más de Partido Comunista”. El funcionario del régimen y el represor compartieron aula universitaria. Al parecer son viejos y grandes amigos.

Una publicación en redes sociales realizada por Palmero en octubre del 2020, celebra el cumpleaños 25 del oficial, a quien califica como “penalista brillante” y “seguroso”, este último uno de los epítetos dados en Cuba a los delatores y agentes de la policía política.

Sobre Dávila Gallardo, añade Camila Acosta: “Ernesto tiene 26 años, y en los interrogatorios me amenazaba con enviarme a prisión por mi trabajo como periodista independiente y por 'contrarrevolucionaria'. Llegó a afirmar, cínicamente, que la Seguridad del Estado hacía con nosotros lo que quisiera, aunque ello no tuviera respaldo legal”.


La joven expresó que “este no es de los que se podrán justificar después [en la democracia], cuando estén en el banquillo de los acusados, con que solo cumplían órdenes, todo lo contrario, Ernesto disfruta su estatus de poder y mi estado de indefensión total”.

Entre los comentarios al post, el periodista cubano Abraham Jiménez Enoa, también acosado por sus reportes desde la isla para medios como El País, The New York Times y The Washington Post, entre otros, también identificó al teniente Dávila como el agente que “estaba con la teniente coronel Kenia la última vez que me interrogaron”.

Acosta, respondiendo a un comentario de una partidaria del régimen que la atacó por revelar la identidad del represor, dijo: “mi criterio no es el que importa acá, sino las acciones y violaciones de derechos de personas como Ernesto, que se escudan en un uniforme, y en la impunidad que ello les proporciona, para ir contra personas cuyo único 'delito' es pensar diferente. Eso es lo que requiere revisión y proceso judicial”.

ADN Cuba realizó una búsqueda en redes sociales de Ernesto Dávila Gallardo, y encontramos un perfil en Facebook sin foto y con muy pocos amigos y contenido, aunque registra que el dueño estudió Derecho en la universidad capitalina. Por el contrario, su cuenta en Twitter está muy activa, a pesar de que fue creada en junio de este años, publicando contenidos de propaganda castrista.