Piden ayuda para que opositores cubanos paguen multa y no vayan a prisión

Los cuatro opositores de Camagüey fueron multados por repartir impresos sobre la iniciativa La Cola de la Libertad y promover la Constitución cubana de 1940
Los cuatro opositores de Camagüey fueron multados por repartir impresos sobre la iniciativa La Cola de la Libertad y promover la Constitución cubana de 1940
 

Reproduce este artículo

Los opositores cubanos Marisol Peña Cobas, Yasmani Suárez Ramírez, Adrián Quesada Flores y Lesyanis Heredia Salazar, residentes en la provincia Camagüey, necesitan ayuda para pagar multas impuestas por el régimen, y evitar ser apresados.

La reportera independiente Iliana Hernández hizo la petición de ayuda para estos activistas en sus redes sociales.

"Les hicieron un juicio amañado como siempre y hoy necesitan ayuda para poder pagarlas o irán a prisión. Muchos dirán que no deben pagarlas, pero si no lo hacen irán a prisión y no creo que estando presos sean de más utilidad y es algo que la dictadura desea, encerrarlos para sacarlos de las calles donde tanta falta nos hacen. Ayuden a estos hermanos a pagar esas multas, entre todos a poquito se puede conseguir", agregó Hernández en su Facebook.

Peña Cobas, Suárez Ramírez, Quesada Flores y Heredia Salazar tuvieron un juicio el pasado 30 de agosto por repartir impresos sobre la iniciativa La Cola de la Libertad y promover la Constitución cubana de 1940.

Los cuatro opositores fueron detenidos y golpeados en febrero anterior en la Plaza Méndez, Camagüey, por estar repartiendo papeles con dicha información.

"El 27 de febrero nos pusieron 2000 pesos de multa a cada uno. No sabíamos ni que teníamos ese juicio pendiente y de un viernes para lunes nos avisaron que teníamos juicio por esos hechos", declaró Peña Cobas a ADN Cuba.

A Peña Cobas le preocupa la multa de los otros tres activistas más que la suya. "Me siento responsable, pues ellos me dieron su apoyo para repartir los impresos", añadió en redes sociales.

Las multas oscilan entre los 1990 y 2990 pesos cubanos.

 

 

A las personas interesadas en contribuir con el pago de las multas pueden contactar a Peña Cobas al número +53 5 8771711.

Persecución del régimen contra la opositora Marisol Peña Cobas

Marisol Peña Cobas, su esposo José Luis Acosta y su familia sufren de asedio constante por parte de las autoridades desde 2020.

Ellos han sido atacados con piedras en dirección a su casa durante noches seguidas. Apedrearon incluso las ventanas del cuarto, donde vive su hija pequeña Catherine.

"Como no logran callarnos de ninguna manera parece que quieren matarnos. Por eso grito cada día muerte al comunismo", contó Peña Cobas en un video en vivo el pasado 12 de mayo.

En agosto de 2020, la también integrante del Partido Libertario Marisol Peña Cobas inició una huelga de hambre en solidaridad con José Luis Acosta Cortellón, quien había sido detenido por publicar un meme de la gobernadora de la provincia.

A mediados de ese mes, Acosta Cortellón, miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), fue liberado.

Peña Cobas participó en las protestas populares del 11 de julio y pasó más de un mes detenida en condiciones deplorables en una sede de la Seguridad del Estado en Camagüey, conocida como Villa María Luisa.

"Fueron 34 días durmiendo en el piso. Estuve mucho tiempo sola en una celda donde no podía ni caminar. Yo vengo a ver la luz del sol hoy", dijo tras su excarcelación el 16 de agosto.