Abogado independiente cubano denuncia a Díaz-Canel ante la ONU

El abogado independiente cubano Sergio Osmín Fernández Palacios presentó el pasado 9 de septiembre una carta que denuncia al presidente designado Miguel Díaz-Canel ante las Naciones Unidas, por no atender a los pacientes nacionales enfermos de COVID-19 en las clínicas para extranjeros.
 Miguel Díaz-Canel
 

Reproduce este artículo

El abogado independiente cubano Sergio Osmín Fernández Palacios presentó el pasado 9 de septiembre una carta que denuncia al presidente designado Miguel Díaz-Canel ante las Naciones Unidas, por no atender a los pacientes nacionales enfermos de COVID-19 en las clínicas para extranjeros.

A pesar del colapso sanitario las clínicas suntuosas del régimen en La Habana están prohibidas para los cubanos. 

Fernández Palacio dirigió su misiva a Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos, Consuelo Vidal Bruce, Coordinadora-Residente de la ONU en Cuba y al representante de la Organización Panamericana de la Salud en Cuba, José Moya Medina.

“El Gobierno cubano, fundido con el Partido Comunista de Cuba, imponiendo el Totalitarismo, cuenta con una clínica privada de servicios médicos para su exclusiva disposición, detrás de la falta de transparencia, sito en esquina 43 y 34, Reparto Kohly, municipio Playa, La Habana. (IMAGEN) Además, controla para la obtención de divisas, a través de la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos, S.A., una red de clínicas internacionales disponibles para extranjeros.

Ninguna de esas clínicas está disponible para el acceso de ingresos de los Cubanos aquejados de la pandemia que nos azota (COVID-19).”, escribió Fernández Palacios.

Refiere en su misiva el abogado que los hospitales y demás instituciones de salud del país han colapsado ante la propagación de la pandemia y que la respuesta estatal ha sido ingresar en sus casas a los positivos, sin atención médica regular ni medicación.

“Ud. está en el deber moral de emitir una Declaración Oficial al respecto, que de la mejor suerte logre la apertura de esas clínicas a los Cubanos aquejados de la pandemia, en cuestión.

¡Basta de ingenuidad, hipocresía y complicidad con lo mal hecho!”, concluyó.

La mencionada clínica del reparto Kohly está reservada para miembros del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y los militares de la cúpula castrista.

Colapsa sistema de salud cubano

La infraestructura sanitaria cubana comenzó a deteriorarse desde hace meses al reportarse el colapso de las instituciones hospitalarias en Cárdenas y Matanzas. 

El aumento acelerado de contagios se vive en cada provincia. Recientemente fue noticia que en el municipio Baracoa no existe capacidad hospitalaria para recibir a los pacientes positivos a la COVID-19.

El viernes 3 de septiembre varios residentes de una zona rural de Baracoa exigieron atención médica urgente a través de un video. Allí muchos presentan síntomas y no han sido atendidos ni diagnosticados.

En el vídeo un cubano contó que más de 50 personas se encontraban en ese sitio. Algunos hicieron una cola desde horas de la madrugada porque el día anterior los médicos llegaron sobre las 11 a.m.

“Baracoa necesita que alguien se enfoque en esto. La gente se está muriendo y no vienen a hacernos test. Toda esa gente que tú ves ahí está con síntomas”, recalcó el cubano y realizó un conteo de las muertes recientes en la localidad.

En La Pasada, otra comunidad de Baracoa, cientos de pacientes positivos a la COVID-19, esperaban hace una semana para ser transportados a Guantánamo. 

También en Sagua la Grande familiares de enfermos exigieron atención médica en el hospital de ese municipio.