Denuncian crítica situación con el abasto de agua potable en Trinidad
Los problemas con el suministro de agua potable es una realidad a lo largo y ancho de toda Cuba. Debido al grado de deterioro en que se encuentra la red de abasto
Denuncian crítica situación con el abasto de agua potable en Trinidad

Los problemas con el suministro de agua potable es una realidad a lo largo y ancho de toda Cuba. Debido al grado de deterioro en que se encuentra la red de abasto, constantemente aparecen nuevas averías que limitan el uso de preciado líquido.

El usuario de Twitter Dennis Valdés Pilar escribió hoy en su cuenta de esta red social, que lleva 6 días sin agua potable en su vivienda.  

Dennis es residente de Trinidad, ciudad ubicada al sur de la provincia Sancti Spíritus donde los problemas con el servicio de agua potable llevan casi dos años de persistencia y el gobierno intenta resolverlos con el envío de pipas una o dos veces al mes. Entre las comunidades más afectas se encuentra Los Molinos, Polo Viejo, Palmarito y La Pedrera.

"No me queda agua en casa, me da pena pedirle al vecino un cubo de agua para fregar, descargar el baño y bañarme. Llevamos 6 días en seca, los camiones cisternas priorizan negocios (Casas Particulares, restaurantes, etc) xq pueden pagarlo, muy pocos llegan a los suburbios". Escribió  Dennis.

 

Valdés Pilar acompañó su denuncia con un video donde muestra toda una calle cubierta de agua corriente producto de los múltiples salideros que presenta el sistema de redes de abastecimiento.

"El agua se escapa de las tuberías obsoletas (docenas de miles de litros cada hora), estamos acostumbrados a callarnos en público, y en casa maldecimos nuestra mala suerte de tener tan mala administración política". Escribió Dennis en un hilo del citado tweet.

Si bien la escases de agua se debe en parte a la sequía por la que atraviesa esa región del país, la falta de voluntad política por parte del gobierno, el cual no le da una solución real a la situación, es la que carga con el grueso de la responsabilidad.

En un artículo de 2019 publicado en el periódico Escambray, las autoridades provinciales reconocieron los problemas con el abastecimiento de agua, pero intentaron escudarse en la sequía, cuando lo cierto es que desde hace unos años el gobierno tiene asignado un presupuesto a un proyecto estatal para rehabilitar las redes de abasto y el sistema de alcantarillado de la ciudad, proyecto que hasta el día de hoy muestra pocos resultados.

La situación con el abastecimiento de agua es crítica y no solo en Trinidad donde los pobladores no tienen ni para beber, si no en todo el país, habiendo regiones que están hasta un mes sin que les llegue el suministro del vital líquido.