Denuncian corrupción en la Empresa de Astilleros de Cuba
Entre enero de 2018 y marzo de 2019, los directivos vendieron más de 76 botellas de vodka, ron, tequila, whisky y otras bebidas a precios que oscilaban entre 40 y 70 pesos en moneda nacional
Empresa Nacional de Astilleros
 

Reproduce este artículo

Una auditoría en la Empresa Nacional de Astilleros de Cuba (ENA) descubrió una trama de corrupción ligada a la venta de bebidas alcohólicas de gran calidad a precios irrisorios en un establecimiento recreativo adscrito a la empresa.

Entre enero de 2018 y marzo de 2019, los directivos vendieron más de 76 mil botellas de vodka, ron, tequila, whisky y otras bebidas a precios que oscilaban entre 40 y 70 pesos en moneda nacional, aunque en las tiendas del país se comercializan a precios mayores. Los auditores descubrieron que, además, las botellas se adquirían en divisas o CUC según el plan de compra de la empresa, a pesar de venderlas en pesos cubanos. ¿A quiénes beneficiaba?

El centro recreativo La Gaviota, perteneciente a la ENA, servía de cobertura para estas actividades. Al parecer, las bebidas se entregaban como módulos de recompensa a los trabajadores por buen desempeño laboral.

Las rebajas en los precios se realizaban para no alterar los indicadores de utilidad fijados por el Ministerio de Transporte, al que está subordinado la ENA, lo que distorsionó todo el sistema de contabilidad aprobado por el Ministerio de Economía y Planificación.

“Resulta un hecho agravante que las ventas de bebidas alcohólicas fueron registradas indebidamente como ingresos” de la empresa, agrega el periódico Trabajadores. Esto provocó una alteración del plan de ventas y, por consiguiente, del pago de salario por resultados a los trabajadores.

“En los 15 meses auditados se pagó salario por resultados por más de 953 mil pesos, pero al descontar el importe de las bebidas alcohólicas comercializadas y cargadas indebidamente a ventas, el valor que correspondería realmente pagar era de unos 242 mil CUP”. Es decir, se pagaron indebidamente 711 mil pesos.

La auditoría comprobó la falta de supervisión en almacenes ante un volumen tan alto y sistemático de compras de bebidas por una empresa cuyo objeto social no era la comercialización de esos productos.

La conclusión de la Dirección de Auditoría del Ministerio de Transporte resume las causas y condiciones que condujeron a estos hechos en: “inobservancia de la legislación vigente; negligencia y falta de supervisión en la documentación y proceso de esta entidad; falta del debido cuidado profesional y deficiente revisión de la documentación primaria”.

La ENA pertenece al Grupo Empresarial Marítimo Portuario (Gemar), atendido por el Ministerio de Transporte. Su objetivo fundamental es la construcción y reparación de embarcaciones, así como brindar todos los servicios relacionados con esta actividad.