Sweet Lizzy Project ofrecerá conciertos en Cuba luego de establecerse en Estados Unidos

El grupo cubano de rock Sweet Lizzy Project regresará a Cuba para ofrecer una serie de concierto tras establecerse en Estados Unidos hace más de dos años.

La agrupación, que se hizo popular en la isla por su versión del tema Súbeme la radio, de Enrique Iglesias y Descemer Bueno, actuará el 2 y 4 de agosto en el club Submarino Amarillo, en La Habana y el 3 en La Fábrica de Arte.

Fundada en 2013, la banda cultiva la música indie, el pop rock y el rock and roll y formaba parte del sello cubano independiente Bandera, con el cual grabó su disco Heaven, ganador del premio Cubadisco en el año 2016.

Tras establecerse en la ciudad estadounidense de Nashville, donde ingresaron en el catálogo del sello Mono Mundo Recordings, terminaron de grabar el álbum Technicolor en Blackbird Studios.

El grupo está integrado por los guitarristas Miguel Comas, Wilfredo Gatell, la vocalista Lisset Díaz, el baterista Ángel Luis Millet, y el bajista Alejandro González.

Sus conciertos en Cuba forman parte de su gira de verano en la que también tienen fijadas más de una decena de fechas en ciudades de Estados Unidos.

Los conciertos en La Habana serán los primeros que realizarán tras comenzar a residir en el país norteño, donde han podido impulsar su carrera tras ser reconocidos en Cuba como uno de los grupos de rock emergentes más importantes en las últimas décadas.

 

 

El productor Raúl Malo, cantante del grupo de The Mavericks, y presidente del sello discográfico Mono Mundo Recordings, ha sido uno de los principales promotores del grupo en Estados Unidos y ha  jugado un rol decisivo en la inserción del grupo en los escenarios de ese país.

Malo, hijo de cubanos, ha ganado un Premio Grammy con The Mavericks en mejor actuación vocal por el disco Here comes the rain y ha sido nominado en otras ocasiones.

El músico aplaudió el deshielo diplomático durante el mandato de Barack Obama al señalar en entrevista con el diario El País que “un cambio positivo que debería llevar ya años, porque no poder visitar legalmente la isla con mis hijos es muy triste, una tragedia”.

Sweet Lizzy Project es otra de las agrupaciones cubanas que ha decidido residir en Estados Unidos para tener mayores oportunidades de promover y desarrollar su carrera artística. 

En Cuba sus admiradores ya han mostrado su satisfacción por poder disfrutar en vivo de esta agrupación que regresa luego de haber indagado también en los sonidos del country estadounidense.