“Rima, Amor y Poesía”, un festival por el futuro del Hip Hop en Cuba

Dice un refrán que segundas partes nunca son buenas pero si en Cuba se repite un evento es porque algo bueno tuvo. Y eso sucede con Rima, Amor y Poesía, un festival de Hip Hop que logró una segunda edición.
“Rima, Amor y Poesía”, un festival por el futuro del Hip Hop en Cuba
 

Reproduce este artículo

 

Dice un refrán que segundas partes nunca son buenas pero si en Cuba se repite un evento es porque algo bueno tuvo. Y eso sucede con Rima, Amor y Poesía, un festival de Hip Hop que logró una segunda edición.

Por iniciativa de Zoylam Quiala Meneses y Giorvis Frómeta Alviño, dos exponentes del Rap y trabajadores, además, de la Dirección Provincial de Cultura en La Habana, este evento intenta empoderar el movimiento Hip Hop en Cuba, pero desde el trabajo directo con los artistas, porque el público en general ya no es tan fiel seguidor de este arte urbano.

A la comunidad no le interesa Rima, Amor y Poesía, no le interesa el Rap”, confiesa un poco indignado Frómeta, en el calor previo antes del segundo gran concierto.

Los organizadores han logrado, gracias al apoyo de instituciones culturales, montar escenarios de primer nivel, con luces, audios y escenografías comparables con la de los eventos más grandes en Cuba. En la cancha de básquet de Romerillo, barrio marginal del municipio Playa, han levantado una tarima para cantar Rap.

Nosotros creamos esta acción sociocultural por una necesidad, no de la comunidad exactamente, porque a la comunidad le interesa otro tipo de género como el Reguetón, o el Morfa, pero nosotros queremos dar otra visibilidad en el género urbano. El Rap ha quedado minimizado por esos géneros de música urbana que se han impuesto, el Rap ha quedado desplazado”, confesó Frómeta en exclusiva con ADN CUBA.

La carencia de suficientes escenarios para los exponentes del Hip Hop, ha hecho que el Rap se conserve casi exclusivamente en las calles, en la expresión más underground que se pueda pensar.

Por ese motivo, la barriada de San Isidro fue otro de los escenarios principales, donde se desarrolló Rima, Amor y Poesía.

Ese primer día de festival fue genial, pese a un incidente que hubo con la falta de electricidad, justo una hora antes de comenzar el concierto. Al final, sin embargo, se pudo cantar Rap.

En San Isidro la experiencia fue maravillosa, se trata de una comunidad paralela, y habían muchachos que se quedaban con la boca abierta cuando veían en vivo a los raperos haciendo su trabajo. No están acostumbrados a ver eso”, dijo Frómeta, convencido de su acierto al elegir ese sitio.

Frómeta es más pausado en el habla, aunque exige disciplina: no admite que los artistas lleguen tarde al montaje del espectáculo. Zoylam parece que intimida más, pero en los momentos tensos es la válvula de escape. Por ellos dos existe un espacio como este.

Hacer un festival lleva bastante esfuerzo. Hay que pensar desde la producción hasta la parte de la dirección artística que también la hacemos nosotros, no porque seamos directores artísticos, sino porque conocemos el talento con el que estamos trabajando”, dice Zoylam.

Como si todo el proceso de preparación no fuera suficiente, este año los organizadores añadieron una jornada de audición. Subieron la parada del festival.

 

 

La audición implicaba más preparación, además tuvieron un jurado de lujo: Gerardo Alfonso, que ha sido promotor, activista y un gran apoyo desde los inicios del movimiento de Rap en La Habana; Alexei, “El Tipo Este”, del dúo Obsesión; y Brenda Navarrete, músico popular, percusionista y cantante.

El rapero a veces olvida que tiene que ser un ejemplo sobre lo que dicta, sobre lo que habla. Para decir verdades no hace falta ofender. Nos hemos quedado muy atrás en lo de los textos musicales del Hip Hop. Entonces está muy bien que hagan audiciones, el rap cubano necesita una evolución, textualmente, musicalmente, mejor proyección escénica, mejor producción individual de cada exponente”, dijo Ibrahim Syla, promotor de la peña El Bloque, en la barriada del Cotorro.

No existen escenarios suficientes, quizás dos o tres festivales al año y eventos en Casas de Cultura, pero con la magnitud de Rima, Amor y Poesía no hay nada más en el país”, agregó.

¿Por qué el Hipo Hop ha cedido terreno a otros géneros? ¿Por qué sus exponentes no son lo suficientemente reconocidos y aplaudidos por los públicos? ¿Por qué la Agencia Cubana de Rap no se enfoca en empoderar al movimiento que representa?

No depende del Rap, depende de los mismos artistas, de lo que quieran lograr. Ellos deberían enfocarse en eso: en ser artista y poder trabajar en pos de ello”, comenta Frómeta

La Agencia Cubana de Rap es una institución gubernamental y como toda institución tienen una misión y una visión que ellos deben seguir, eso va paralelo a una situación que hay en el país que dicta cómo pueden trabajar estas instituciones. La Agencia la tiene un poco difícil debido a que se subordina al Instituto Cubano de la Música y al Centro de Música Popular, entonces se dificulta porque ellos no tienen un presupuesto propio para ponerlo en función del Rap. No le echo la culpa de los problemas del Rap en Cuba a la Agencia, pienso que la culpa también es de cada uno de nosotros. No podemos culpar a una institución de su mal trabajo si nuestro trabajo no es meritorio”, asegura.

 Nosotros queremos sensibilizar a las instituciones, y lo estamos logrando— explica Nuestras acciones están involucrando cada vez más a esas instituciones que de alguna forma están ayudando a salvaguardar este género. Nosotros solo somos emprendedores, personas que apuestan por el futuro del Hip Hop en Cuba”.