Impacta el estado físico de la actriz cubana Aurora Basnuevo

En menos de un año, la “Mulatísima” ha pasado de valerse por sí misma a depender de una sillla de ruedas y bajar muchísimo de peso
Aurora Basnuevo
 

Reproduce este artículo

La popular actriz cubana Aurora Basnuevo, conocida como la “Mulatísima”, arribó a los 84 años el pasado 13 de agosto acompañada de su esposo, el actor Mario Limonta. Sin embargo, su físico deteriorado llamó la atención de los seguidores cubanos.

En redes sociales se compartieron varias fotos de un “homenaje” que le hiciera la emisora cubana Radio Progreso. A la “Mulatísima” se le vio muy feliz, sonriente, como se le recuerda, pero a muchos les impactó verla en una silla de ruedas y extremadamente delgada. Un cambio que ha tenido lugar en menos de un año.

“Alegría y tristeza me dio esta imagen, verla así viejita y en silla de ruedas, pero siempre esa bella sonrisa. Larga vida a nuestra “Estervina”, señaló en redes un usuario. Otra, aseguró no haberla reconocido.

“Dios mío, si Aurora estaba más fuerte que Limonta, esa foto me ha dejado sin palabras” o “Prefiero recordar la Aurora Basnuevo que conocí de niña. Me ha impactado mucho esta foto”, fueron otros de los comentarios a la publicación del cumpleaños.

En ninguna de las publicaciones fue aclarado cuál es el estado de salud de Aurora, y qué puede haberle sucedido para encontrarse en ese estado. A finales de noviembre de 2021, hace menos de nueve meses, Basnuevo ofreció una entrevista en cámara al canal de YouTube de Radio Progreso.

En aquel momento, Basnuevo lucía un excelente físico, el habitual de la “Mulatísima”. Sentada en su sillón, le confesó a su entrevistador que le gustaba mucho “trabajar y estudiar”. Con una memoria envidiable, la actriz recordó en detalle su trayectoria artística y su relación personal con Limonta.

“A mí me gusta mucho reír. Cuando ya la tristeza veo que está haciendo centro, viro de palo para rumba y a reír”, aseguró en aquella conversación. La “Mulatísima” concluyó la entrevista cantando “Las cosas de la vida son así”.

En otra entrevista anterior, concedida hace dos años al medio oficialista Cubadebate, reveló que “Últimamente tengo dolor en las rodillas, pero el otro día alcé los brazos, me doblé y toqué  el piso. ¡Y son 82 años, imagínate que hazaña! De ellos, sesenta y tantos de trabajo ininterrumpido”, refirió con alegría.