Cucarachas se pasean por el "Centro comercial de 26"

Para nadie es un secreto la situación de suciedad en que se encuentran varias de las tiendas recaudadoras de divisa en Cuba. Insectos, cucarachas e incluso roedores se les ha visto merodear por varias de estas instituciones que expenden alimentos ya sean enlatados o en paquetes plásticos que muchas veces se encuentran expuestos a infecciones por el roce con este tipo de plagas que ya encuentran en estos sitios su hábitat natural.

En esta ocasión un usuario residente en la ciudad de La Habana ha podido grabarlas "paseándose" con normalidad por el centro comercial de 26 en la capital. "Las cucarachas viven ‘felices’ en este centro comercial de La Habana" así lo ha denunciado este cubano el cual tuvo la oportunidad de filmarlas en su hábitat.

“En este video verás cómo las cucarachas se pasean por los estantes del Centro Comercial de 26. Nunca había estado en esta parte del mercado que es donde venden confituras y alimentos. No pude filmar más porque estas cucarachitas son rapidísimas, pero es una plaga lo que hay en los estantes”, comentó Juan Miguel Morales al medio online CubitaNOW.

Hablamos del Centro Comercial Puentes Grandes, el cual se encuentra ubicado en las intersecciones de 26 y 51, en La Lisa (La Habana), y tal cual refiere el usuario grabó a estos insectos nada más y nada menos que en el área de productos alimenticios.

 Morales relató además a la redacción del medio que posteriormente se dirigió a la sección directiva de la tienda para reclamarle por la falta de higiene del lugar en el cual obtuvo como respuesta: “Y cuando le hice el comentario a la cajera y la jefa de piso, la respuesta fue: ¡Ay mijo, no cojas lucha! ¡Esta es su casa y ellas viven aquí! ¡Qué le vamos a hacer a eso!”.

A la conyuntura actual se suma este problema que ya viene siendo endémico en este tipo de instalaciones, el cual causa repugnancia ante los ojos de todos. En estos locales la falta de higiene y control se agudiza y horroriza a sus clientes.

Amén del mal trabajos en estos centros estatales, se pone entre dicho la aplicación de las normas establecidas el pasado año en cuanto a protección al consumidor el cual, lamentablemente, también se convierte en muchas ocasiones en cómplice de este tipo de atropellos al no reclamar por sus derechos.