Cubano en albergue a Díaz-Canel: Es inhumano vivir en estas condiciones
Despaigne contó que su nieta de solo 5 meses fue hospitalizada para operarla "gracias a las cucarachas" que habitan en el albergue
Cubano en albergue a Díaz-Canel: Es inhumano vivir en estas condiciones
 

El usuario Iyolexis Despaigne, envió un fuerte mensaje al gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel ya que vive hace tres años en el albergue estatal "La Campiña", en La Habana, por falta de vivienda.

Según publicó en Facebook, hay personas que llevan viviendo en ese lugar 17 años, cuando en realidad ninguna persona debería pasar más de un año allí.

Despaigne contó que su nieta de solo 5 meses fue hospitalizada para operarla "gracias a las cucarachas" que habitan en el albergue.

 

 

"Con esto te quiero decir: a como dé lugar voy a buscar mi vivienda. Es indecoroso e inhumano vivir en estas condiciones. A ti no te duele ni sufres las miserias del pueblo ya que tienes una buena mansión. Voy por mi casa, Díaz-Canel", concluyó el hombre.

La publicación causó indignación de varios usuarios de esa red social y fue compartida 165 veces.

Hace un año, ADN Cuba publicó un reportaje sobre las historias de terror que viven las personas albergadas en la isla.

El Artículo 71 de la Constitución de la República de Cuba asegura que "se reconoce a todas las personas el derecho a una vivienda adecuada y a un hábitat seguro y saludable". Pero en muchos lugares del país esto es un sueño y no una realidad.

Según el régimen cubano, el 39% del fondo habitacional del país se encuentra en un estado técnico "regular o malo". Asimismo se registra un déficit que  asciende a casi 1 millón de viviendas, siendo las provincias de La Habana, Holguín y Santiago de Cuba las más afectadas.

Las autoridades de la isla dicen que cuentan con una estrategia de 10 años para superar el déficit, pero cantando estrategias a largo plazo han estado por más de 60 años, mientras las personas sin hogar aumentan tras cada ciclón o derrumbe, y las condiciones “provisionales” que les ofrece el Estado se vuelven cada vez más permanentes.