Cuba reportó 72 casos de ómicron antes de terminar 2021

Antes de finalizar el 2021 Cuba reportó un total de 72 casos de la variante ómicron según datos de las autoridades sanitarias.
Cuba reportó 72 casos de ómicron en 2021
 

Reproduce este artículo

Antes de finalizar el 2021 Cuba reportó un total de 72 casos de la variante ómicron según datos de las autoridades sanitarias.

El ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda así lo comunicó el pasado 30 de diciembre en sus redes sociales.

“Desde el pasado 29 de noviembre y hasta el 25 de diciembre, en la secuenciación de muestras PCR llevada a cabo por el Instituto de Medicina Tropical «Pedro Kourí», en Cuba se habían identificado 72 personas contagiadas con esa variante, en 12 provincias. La mayoría son casos importados, aunque ya se han diagnosticado pacientes que han resultado contactos de estos” escribió el funcionario en un post de Facebook.

Con el fin de contener a la nueva variante se adelantó el cronograma de vacunación en el país.  “Esta decisión incluye también la posibilidad de recibir la dosis de refuerzo a partir de los tres meses de la última vacuna” apuntó.

También el régimen decidió implementar un grupo de medidas sanitarias que entrarán en vigor desde el próximo 5 de enero.

Según el ministro, durante 13 semanas, las cifras de infectados disminuyeron en toda la isla. Pero en la última semana del año anterior “se incrementó en un 34,8% el diagnóstico de pacientes, cifra que se traduce en 163 enfermos más que en los siete días anteriores”.

Una información preliminar apuntó que en Cuba existían 29 casos y asociados a ellos 22 contactos. 

Sin embargo, el estudio de casos autóctonos evidencia que la variante Delta continúa siendo la de mayor propagación en el país, aunque no descartó la posibilidad de que Ómicron vaya ganando terreno por su expansión en todo el mundo y el incremento de viajeros internacionales que arriban a la isla.

El Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí” (IPK) confirmó el miércoles 8 de diciembre el primer caso en Cuba de la variante Ómicron de la COVID-19.

Se trató de un “colaborador de la salud” procedente de Mozambique y natural de Pinar del Río, que regresó a Cuba el 27 de noviembre y se encontraba asintomático, pero un día después presentó febrícula y dolor de garganta.

Tras un test de antígeno el paciente resultó positivo y fue ingresado en el Hospital “León Cuervo Rubio”, donde se le aplicó ese mismo día un PCR-RT que también resultó positivo y cuya secuenciación en el IPK arrojó que se trataba de la nueva variante.