Continúa el ciberacoso contra el periodista Maykel González
Un anónimo lo amenazó con publicar fotos privadas suyas por escribir sobre el hijo gay del primer ministro cubano, Manuel Marrero
Continúa el acoso contra Maykel González
 

Reproduce este artículo

El periodista Maikel González Vivero fue víctima de un nuevo episodio de acoso por un internauta anónimo que aludió a su orientación sexual y dijo tener fotos suyas en la intimidad que lo “comprometen”.

La razón tras este acto de chantaje y amenaza no es solamente la orientación sexual de González, sino un artículo que publicó el 6 de enero en su sitio Tremenda Nota, donde asegura que Manuel Alejandro Marrero, hijo del recién nombrado primer ministro cubano Manuel Marrero, “es pájaro y vuela en un jet privado”. Es decir, se metió con el hijo de un magnate castrista, “pecado” donde los haya.

El trol, que se escondía tras un perfil falso, posteó en el muro de Vivero: “estas semanas te voy a publicar algunas foticos tuyas, en tu intimidad, a ver si las publicas en Tremenda Nota”. Luego hizo desaparecer la cuenta: “ya no puedo acceder al perfil que lo envió”, aclaró el periodista en su post.


Maikel González ha sido víctima de este y otros comportamientos homofóbicos y represivos, como tantos activistas y opositores cubanos. La oleada de presión, persecución, acoso y detenciones arbitrarias a activistas y periodistas independientes se ha caracterizado en los últimos meses por un especial ensañamiento contra personas LGBTIQ con perspectivas diferentes a las del gobierno.

Según declaró el periodista independiente Nelson Julio a ADN Cuba, la principal causa de esta oleada represiva tiene que ver con la agudización de la crisis económica en el país. “Ellos no quieren que se hable. Prefieren que se mantenga todo en silencio permanente, que Cuba no sea punto de mira de ninguna organización internacional ni aparezca en ninguna estadística de Derechos Humanos”.


Por su parte, Jancel Moreno, coordinador de la iniciativa Dame la Mano, explica que los activistas “están llegando a mayor cantidad de cubanos dentro de Cuba, y eso supone un peligro y una amenaza, o al menos así lo ven los encargados de la seguridad del Estado”.

Para la abogada y activista lesbiana Lidia Romero, la razón del acoso se vincula con “la defensa de una ideología de Estado que no admite criterios opuestos y limita las acciones que han definido como amenazas al orden interno, a la unidad nacional”.

A Maykel Vivero también le impidieron salir del país, así ingresó al grupo de los “regulados”, personas que por su oposición al régimen han sido privadas de su derecho a la libre circulación. El reportero también ha recibido notas anónimas por correo electrónico o chat que contienen amenazas, incluso de violencia física.

Otros reporteros LGBTIQ, como Ezequiel Fuentes, han sido atacados recientemente en las redes sociales con referencias a su orientación sexual y vida privada.