En Consolación del Sur solicitan permiso para marchar el 20N

En el municipio Consolación del Sur, provincia Pinar del Río, cubanos solicitan permiso para marchar el próximo 20 de noviembre
En el municipio Consolación del Sur, provincia Pinar del Río, cubanos solicitan permiso para marchar el próximo 20 de noviembre
 

Reproduce este artículo

Este 6 de octubre un grupo de cubanos del municipio Consolación del Sur, provincia Pinar del Río, solicitó un permiso ante el gobierno local para marchar el próximo 20 de noviembre, según un video difundido en redes sociales.

Las imágenes publicadas en Twitter muestran a tres personas entregando una carta en la Asamblea del Poder Popular de Consolación del Sur, donde solicitan permiso para participar en una manifestación pacífica.

Hasta la fecha se han presentado solicitudes formales para la marcha del 20N ante los gobiernos de La Habana, Holguín, Villa Clara, Guantánamo, el municipio Nuevitas (Camagüey), Cienfuegos y Pinar del Río.

En la provincia Santiago de Cuba activistas han intentado presentar la solicitud en varias ocasiones, pero han sido reprimidos por la Seguridad del Estado.

Dariem Columbié fue detenido el pasado 5 de octubre cuando se dirigía a la sede del gobierno de Santiago de Cuba a solicitar permiso de manifestación el próximo 20 de noviembre, confirmó su hermana Joanna Columbié.

El movimiento Archipiélago es el principal impulsor de la manifestación a favor de la libertad de los presos políticos tras las protestas del 11 de julio.

"Contra la violencia, para exigir que se respeten todos los derechos para todos los cubanos, por la liberación de los presos políticos y por la solución de nuestras diferencias a través de vías democráticas y pacíficas", son los objetivos de esta nueva protesta.

Esta iniciativa a favor de los derechos humanos y libertades en Cuba que surgió tras las protestas del 11 de julio publicó imágenes de las solicitudes y añadió que "#LaCalleEsDeTodosLosCubanos", en oposición a la doctrina oficial que prohíbe las manifestaciones públicas que no sean favorables al régimen.

Los líderes de la llamada Marcha Cívica se apoyan en el artículo 56 de la Constitución cubana, que reconoce los derechos de reunión y manifestación con fines lícitos y pacíficos.

Firmantes de las cartas en diferentes provincias del país han sido víctimas de interrogatorios y arrestos en las últimas semanas, como es el caso del historiador Manuel Cuesta Morúa; el rapero Osvaldo Navarro; Víctor Ruiz, entre otros.

Agentes de la Seguridad del Estado cubana aseguraron al opositor Cuesta Morúa que no permitirían la marcha pacífica del próximo 20 de noviembre, de la cual es uno de sus impulsores, declaró a 14ymedio.

Un agente de la Seguridad del Estado le dijo que 'estuviera listo', pues tomarían las medidas necesarias para impedir la protesta.