Conductor de ómnibus estatal cubano apuñala a otro por un parqueo

El medio Diario de Cuba compartió en su portal online lo que podría ser el apuñalamiento de un conductor de la ruta 222 quien se encuentra bajo custodia de la Policía por presuntamente apuñalar a otro luego de una disputa el pasado sábado en el Parque Central de La Habana.

El supuesto agresor fue identificado como Yoel Alonso. "Enseguida quedó detenido el conductor del ómnibus. Intentó darse a la fuga, pero qué va, esta zona siempre está llena de guardias", declaró Emilio Cuenca, uno de los vecino del Parque Central.

Según los testigos en el momento de los actos, Alonso le propinó dos puñaladas por la espalda al otro hombre el cual hasta el momento no ha sido identificado, en el momento que la víctima se retiraba del sitio. Se hizo saber además que momentos antes, ambos ciudadanos habían protagonizado una acalorada disputa por el derecho de parqueo.

"No fue una buena decisión apuñalar al otro chofer y menos por la espalda. Discutieron, sí, pero ya él (la víctima) iba a quitar su carro del lugar. En mis tiempos un trabajador del transporte no podía caer en esas indisciplinas; sin embargo, hoy se les ve hasta cargar tubos en los ómnibus, para fajarse con los pasajeros", comentó Fermín Estrada, vecino de la calle Zanja a Diario de Cuba.

El ómnibus que lleva como numeración 222, pertenece a la empresa Ómnibus Metropolitanos y cubre el recorrido La Lisa-Parque Central. Durante el viaje es bastante común que los choferes porten objetos contundentes así como otras herramientas con el argumento de defenderse de ataques o eventuales incidentes que ocurran a bordo del ómnibus.

El suceso tuvo lugar sobre las 3:00PM, ante la vista de transeúntes, los cuales rápidamente llamaron a las autoridades y auxiliaron a la víctima, tras notar cómo el herido perdía rápidamente sangre tendido en el suelo.

En tanto unos policías intentaban detener la sangre presionando con lo que parece ser un paño, la herida del lesionado, otros se comunicaron con la central de ambulancias, vehículo que nunca llegó para trasladar a la víctima. Ante la insistencia del personal presente en el sitio, el herido fue trasladado al Hospital Calixto García en uno de los carros patrulleros que se encontraba en el lugar.

"No querían moverlo en la patrulla, pero al fin tuvieron que hacerlo; si no, se les moría en el lugar", comentó al medio Carlos Beltrán, residente de la zona.

Por otra parte un altercado similar ocurrió en la calle Estrella, el pasado 4 de septiembre cuando un joven identificado como Germán Gutiérrez, que ejerce el cuentapropismo como chofer de alquiler, se enfureció contra un conductor de la empresa estatal Aguas de La Habana, el cual venía transitando en sentido contrario y le dañó la pintura de su auto.

Se presume que Gutiérrez le propinó cerca de siete puñaladas al otro chofer entre los brazos y la parte frontal del cuerpo.

"Las autoridades deben tomar más en serio los hechos de ira en la carretera. Ya los choferes no pueden ni tocar el claxon del vehículo, porque enseguida las personas se molestan y se van a las manos, y sacan machetes, bates, lo que sea", dijo Yurima Almaguer, quien es chofer de alquiler y residente en Zanja.

VÍDEO: Dos puñaladas por un sitio para parquear