Condenan a prisión a pastores cubanos por educar a sus hijos en casa

Los pastores evangélicos Ayda Expósito y Ramón Rigal, fueron condenados este lunes en Guantánamo a un año y medio y dos de prisión, respectivamente, acusados de “actos contrarios al normal desarrollo del menor”. La pareja había decidido educar a sus hijos en el hogar, señala una nota de Radio TV Martí.

Rigal recibió un año de privación de libertad por esta causa, y otro adicional por asociación ilícita e instigación a delinquir”, según declaró al citado medio la hija de ambos, Ruth Rigal, de 13 años.

Se llevaron a mi mamá y a mi papá presos y no pensaron en los muchachos, en nosotros, en que somos menores, que necesitamos a mi mamá y a mi papá juntos”, dijo la niña.

 

El abogado Alberto Méndez comentó a RTV Martí que “en tres días la sentencia se hará firme, el matrimonio irá a prisión, y solo le quedará a la defensa apelar la decisión del tribunal”.

Es inaudito que la pareja haya sido condenada por no querer educar a sus hijos en las instituciones del Estado. En ningún lugar del mundo eso sería delito”, añadió.

En 2017 Rigal y Expósito tomaron la decisión de no enviar a sus hijos, entonces de 7 y 11 años de edad, a la escuela primaria, con el objetivo de ofrecerles una educación alternativa. El Colegio Hebrón, una institución cristiana con sede en Guatemala, ofreció impartirles clases gratuitas por medio de textos en formato pdf., discos compactos y material impreso”.

Rigal fue condenado a un año de trabajo correccional sin internamiento, y su esposa a un año de reclusión domiciliaria; y un juez ordenó que los niños se incorporaran a la escuela, pero los padres decidieron no obedecer.