Censuran "Habáname" de Carlos Varela

Conmigo no contaron para intercambiar los versos de Habáname y colocarlos en otro sitio, quitándole así todo el peso del dolor que provocó escribir esta canción, declaró el compositor.
El artista, aunque molesto, voló ecuánime por encima de la tormenta
 

Reproduce este artículo

Estrofas de la canción Habáname, de Carlos Varela, adornaron la gala por el 500 aniversario de la capital cubana, pero mutiladas por la mano de un censor desconocido que extirpó el dolor de esos versos para acallar el grito de indignación del artista por la destrucción de la ciudad.

La periodista independiente Luz Escobar tuvo la perspicacia de ver el faltante en la declamación de la actriz Blanca Rosa Blanco, elegida para conducir la ceremonia festiva, algo que otros espectadores atentos también percibieron. Las partes más incómodas de la canción fueron cercenadas, con lo cual la recitación perdió su fuerza vital, convirtiéndola en parrafadas melosas, indignas de la señora Habana.


“Resulta que ella omitió justamente la parte de la canción de Varela que habla del dolor, desarmando la rima y el sentido de la canción. Ese verso que hace aplaudir y llorar a todos en los conciertos lo borraron. ¿Qué pensaron? ¿Que nadie se daría cuenta? Yo lo completé en mi cabeza porque esa canción sin esos versos pierde casi todo el sentido”, declaró Escobar en su muro de Facebook.

Varela también protestó: “Conmigo no contaron para intercambiar los versos de Habáname y colocarlos en otro sitio, quitándole así todo el peso del dolor que encierra la frase que omitieron y que provocó escribir esta canción. Es decir, manipularon mis versos y le quitaron el verdadero sentido”, declaró el artista quien el 8 de noviembre sacó al mercado su disco más reciente, El grito mundo.

El agradecimiento de Varela a Luz Escobar

El agradecimiento de Varela a Luz Escobar


Hubo más de una omisión. Por ejemplo, en el verso “Habana, Habana si bastara una canción “para devolverte todo lo que el tiempo te quitó”, desapareció lo que está entre comillas. También las líneas que dicen: “Y los años van pasando y miramos con dolor, como se va derrumbando cada muro de ilusión”.

“Le he escrito muchas canciones a La Habana, pero sin duda esta es la más especial”, había escrito el propio Varela en su perfil de Facebook, el 16 de noviembre, unas horas antes de que su texto fuera mutilado de forma sin consentimiento de su creador.

Al parecer, a los organizadores de los festejos por el medio milenio no les gustó que, a pesar del maquillaje, los fuegos de artificio y el viaje de sus graciosas majestades españolas, alguien recuerde que la Habana es un montón de ruinas salpicadas por oasis de lujo accesibles a unos pocos privilegiados.