Castrismo vende comida para cerdos en MLC pero obliga a bajar precios de la carne

El Centro Comercial Santiago vendió en un solo día 91 toneladas de pienso para la cría de cerdos, el costo de cada tonelada es de 395,85 USD
Cría de cerdos en Cuba
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano ha dolarizado la venta de alimento animal en Santiago de Cuba. Los productos de las provincias orientales y Camagüey compran estos productos en MLC y aun así el Estado les obliga a bajar los precios de la carne de cerdo.

La empresa Suministros Agropecuarios de Santiago de Cuba, a través del Centro Comercial Santiago comercializó en un solo día 91 toneladas de pienso para la cría de cerdos, el costo de cada tonelada es de 395,85 USD. 

Esa entidad vende pienso, equipos e implementos para cuentapropistas en dólares, según informó la televisora estatal de ese territorio.

La tasa de cambio establecida en el mercado informal de la isla es de 1 USD por 40 pesos cubanos. A ese precio deben obtener los productores de cerdo los dólares para luego comprarle al gobierno, único vendedor legal de alimento porcino.

Nurelis Hechavarría, especialista comercial de la institución informó que las ventas que ascienden a “44 mil 175 MLC, fueron mayormente a tenentes de tierra en ocho renglones y que prevén ampliar los surtidos a principios del 2021”.

La funcionaria dijo que los interesados obtienen la comida animal en las fábricas de pienso de sus provincias y aseguro que los clientes están “satisfechos”.

Las ofertas iniciales fueron de “pienso la masa porcina, avícola y cunícola, aditamentos de sistemas de riego, fertilizantes y otros, en una cartera que se ampliará con la llegada, el venidero enero, de ocho tractores provenientes de Rusia, botas de alta calidad, motomochilas para fumigar y sistemas de riego”, aseguró el medio de prensa oficialista santiaguero.

Para adquirir las mercancías los emprendedores deben pagar con tarjetas magnéticas en MLC a su nombre o llevar un aval de la cooperativa o estructura productiva a la que están asfixiados.

Este es otro paso en la escalada del régimen hacia la dolarización de la sociedad cubana. Cada día menos servicios se mantienen en pesos cubanos, moneda oficial a partir del 1 de enero cuando el CUC desaparezca.

La dictadura acosa a vendedores privados de carne de cerdo por el aumento de los precios en medio de la pandemia, pero le vende las materias primas necesarias para su actividad en dólares. En Sancti Spíritus unos 15 cuentapropistas protagonizaron un plantón para establecer ellos sus propios precios.

Los trabajadores privados del mercado de la Plaza, en el municipio cabecera, decidieron no vender más carne hasta que el gobierno eliminara el precio topado de 30 pesos por libra. El precio exigido era de 45 pesos la libra para poder cubrir los gastos y obtener alguna ganancia.

Esta semana se supo que el régimen había cedido ante sus protestas tras más de 15 días sin que los espirituanos de la ciudad pudieran comprar carne. 

En toda Cuba se suceden largas filas para comprar el ansiado producto ya que el Estado no facilita su venta en los mercados.