Camagüey: El mango se pudre mientras el pueblo pasa hambre

Los mangos se están pudriendo sin que la estatal Acopio pase a recogerlos y sin autorización para venderlos por su cuenta
Los mangos se están pudriendo sin que la estatal Acopio pase a recogerlos y sin autorización para venderlos por su cuenta
 

Reproduce este artículo

Mientras el pueblo cubano pasa hambre, en zonas del país como el reparto Julio Antonio Mella de Camagüey, se pudren los mangos en las fincas Nros. 12 y 17 de la cooperativa "1ro. de Enero".

Según informó el periódico oficialista Adelante, esta fruta tiene un costo aproximado de 15 a 20 pesos por unidad, lo que dificulta su adquisición con los salarios cubanos.

Pero lo más grave es que los mangos se están pudriendo sin que la estatal Acopio pase a recogerlos.

Con las lluvias de finales de mayo, Agustín Garrido Ramos aprovechó para recoger los mangos súper Haiden en la finca 17, ubicada en el camino viejo a Nuevitas, en las inmediaciones de la circunvalación norte.

"Con las frutas seleccionadas y maduras la angustia de este cooperativista comenzó cuando los días pasaron sin que la base productiva o Acopio buscaran el producto que, como todos saben, no puede esperar", agrega la nota.

La empresa estatal fue el 7 de junio a recoger la mercancía: diez días después de la maduración. Estaban podridos 128 quintales, lo que equivale a 12,800 libras.

"Nosotros hubiéramos llenado el carretón de caballo o el de los bueyes para salir a venderlo aunque fuera en los repartos cercanos, pero no tenemos la autorización de la UBPC (cooperativa)", declaró a ese medio Ricardo Montaña Téllez, cooperativista que atiende la finca No.12. De las 165 cajas que cosechó, solo pudieron aprovecharse 35.

Orestes Martínez Hernández, al frente de la cosecha en la UBPC, señaló que desde el inicio de la temporada hasta la actualidad, suman casi 50 toneladas perdidas entre las fincas y las naves en espera de que llegue Acopio.

Mangos podridos desde 2020

A inicios de agosto de 2020, el periódico oficialista Juventud Rebelde dio acuse de recibo a una carta enviada por Taimara Esparraguera, quien denunció desde el municipio santiaguero Songo-La Maya, que la cosecha de mango se estaba pudriendo debido a la mala gestión del Estado.

La respuesta a esa carta la publica este 19 de septiembre el mencionado periódico, y aparece a nombre de Nelson Concepción de la Cruz, presidente del Grupo Empresarial de Acopio.

El funcionario castrista no aclaró por qué la Empresa de Acopio Santiago de Cuba solo se recoge la variedad de mango mamey, como denunciaba Taimara en su carta, y deja que los de corazón, Toledo, de papelina, de hilacha, y otros, se pudran en el campo.

Para cerrar, el funcionario dice que la CCS Luis Ramírez López había contratado con la UEB Comercializadora 60 toneladas para la campaña: 30 en mayo y 30 en junio, y entregó cero toneladas en mayo y 4,2 en junio.

"Ello demuestra, señala, que la forma productiva a la que pertenece el campesino incumplió la contratación con Acopio, por lo que se estableció la reclamación comercial, y con ello el inicio del proceso legal", y afirma, que según lo que arrojó la investigación, no tiene razón la queja de Taimara.