Banco Popular de Ahorro bloquea a un cubano en Twitter por denunciar irregularidades
El Banco Popular de Ahorro en Cuba (BPA) ha bloqueado, recientemente, a un usuario en Twitter por reclamar una violación de esa entidad. Esta es una práctica común en las cuentas oficiales de las instituciones cubanas y de los funcionarios del régimen.
Banco Popular de ahorro bloquea a un cubano en Twitter por denunciar irregularidades

El Banco Popular de Ahorro en Cuba (BPA) ha bloqueado, recientemente, a un usuario en Twitter por reclamar una violación de esa entidad en la provincia de Matanzas. Parece ser esta una práctica común en las cuentas oficiales de las instituciones cubanas y de los funcionarios del régimen.

Abel Cartaya, es el internauta bloqueado por BPA. En su tuit dice que: “Ahora resulta, que el @CubaBPA luego de haber hecho una reclamación por una violación de una sucursal de Mtz, decidió bloquearme. Eso es una violación de la Constitución de la República”.

Luego de ello, etiquetó a varias figuras de la dictadura como el presidente Miguel Díaz-Canel Bermudez y a las cuentas de la Fiscalía General de la República y el Tribunal Supremo el país.

Además, recalca que BPA no puede bloquearlo porque estaría violando así no solo la Carta Magna del país sino “las indicaciones por el enfrentamiento a la Covid-19, su objeto social, entre otras”. También afirmó, más adelante, que es una burla y una hipocresía del banco.

Su publicación ha generado varios comentarios en la red social, la mayoría criticando el proceder de la institución: “Ya se ha hecho habitual que las instituciones gubernamentales que si tienes una opinión contraria a la de ellos, o una queja para la cual no tengan respuesta adecuada pues te bloquean”, dijo @davidgarciaberu.

Otro internauta comunicó haber sido bloqueado también luego de responder al tuit de Cartaya: “Bueno mi amigo, parecer que como respondí a tu tweet con lo referente a @CubaBPA también me bloquearon. Vaya, sin palabras me quedo. Falta mucha cultura en el trato a la población por parte de nuestras instituciones”.

Un artículo de ADN Cuba recoge que ya desde julio del año pasado algunos Ministros y directivos cubanos bloqueaban y obviaban los reclamos de los ciudadanos en Internet.

No solo el bloqueo en redes sociales sino también el empleo de un lenguaje denigrante marca esta tendencia entre los funcionarios del régimen.

“Lo más común, sin embargo, puede ser la indiferencia, aupada por personajes como Abel Prieto y el ex agente de la Seguridad del Estado Raúl Capote, quienes han exhortado a los miembros del gobierno cubano a ignorar y tratar como “troles” (cuentas fastidiosas, generalmente con perfiles falsos) a quienes se atrevan a increparlos en público” dice el texto.

Los ministros cubanos aparecieron de la noche en la mañana en Twitter, respondiendo al llamado de su presidente para contrarrestar cualquier opinión contraria a la dictadura. Inventario, un proyecto periodístico de datos abiertos para Cuba, se interesó en documentar estos bloqueos y pidió a la comunidad de twitteros que le reportaran los casos, que han ido en aumento.

En Cuba no existe ley que obligue a funcionarios o dirigentes a emplear los espacios públicos de Internet— a los cuales acceden usando recursos públicos—, a respetar el sentido de sus funciones sociales: representar y servir a una ciudadanía con derecho a las libertades de opinión y expresión.