Bajo vigilancia 28 mil cubanos como medida de prevención ante la pandemia

Estas personas tienen síntomas leves o mantuvieron contacto lejano con algún sospechoso fuerte o persona infectada con el virus, por lo que sus probabilidades de contagio son pocas
coronavirus en cuba
 

Reproduce este artículo


Más de 28 mil cubanos están bajo supervisión médica en sus hogares por sospecha de coronavirus, informó este 21 de marzo en conferencia de prensa José Raúl de Armas, jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Estas personas tienen síntomas leves o mantuvieron contacto lejano con algún sospechoso fuerte o persona infectada con el virus, por lo que sus probabilidades de contagio son pocas y pueden ser monitoreadas por las autoridades sanitarias locales, explicó el especialista.

De entro de ellos pueden estar incluidas personas que llegaron de países en el extranjero a donde llegó la pandemia. “El médico de la familia es el encargado de vigilarlos todos los días en la comunidad”, precisó De Armas.


Hasta el momento Cuba suma 21 contagiados con el coronavirus, de los cuales la mayoría mantiene una evolución clínica estable. Están ingresados 716 pacientes para vigilancia epidemiológica, de ellos, 389 son sospechosos sin incidencias hasta el momento.

El funcionario del Minsap advirtió que el covid-19 es una enfermedad nueva y “bastante impredecible” y que, en ocasiones, los casos empeoran entre el sexto y el onceno día de infección. "Hacen una regresión del cuadro clínico", dijo.

En la conferencia de prensa de este 21 de marzo, De Armas resaltó que los 20 pacientes positivos ingresados actualmente en centros asistenciales cubanos aún pueden transmitir la enfermedad, por lo que se mantendrán aislados al menos durante 14 días.


Sin embargo, dos casos pasaron a “estado crítico” en la noche del viernes. Se trata de un ciudadano cubano, ingresado en el Instituto de Medicina Tropical "Pedro Kourí", de La Habana, y de un italiano que se mantiene aislado y bajo tratamiento en el Hospital Militar Fermín Valdés Domínguez, de Holguín.

Asimismo, De Armas especificó que, si aparecen otras evidencias que aseguran la capacidad de transmisión de la enfermedad por mayor tiempo, los sujetos se mantendrán aislados hasta que no constituyan ningún riesgo para el resto de las personas.

De acuerdo con el funcionario, hasta ahora no hay "transmisión intrínseca" del COVID-19 en la Isla, es decir, todos los contagios se deben están relacionados con turistas o viajes al extranjero.

"Estamos en la primera etapa [de la epidemia] y consideramos que gracias a las medidas anunciadas ayer por el Gobierno cubano podremos brindar una mejor respuesta y controlar en el menor tiempo posible la situación epidemiológica", dijo el funcionario del Minsap.