Artistas cubanos apoyan el matrimonio igualitario
A raíz del debate en torno a estos temas, propiciado por la cantante cubana Danay Suárez, el texto disputa la visión de las corrientes religiosas fundamentalistas
Declaración a favor de los derechos humanos
 

Reproduce este artículo

Un grupo de importantes artistas e intelectuales cubanos acaban de colocar en la plataforma Change.org una carta pública en contra de la homofobia y la pedofilia, pero sobre todo por la emancipación femenina y a favor del matrimonio igualitario en Cuba sin necesidad de un referendo.

En su muro de Facebook, la destacada intérprete Haydée Milanés, una de las gestoras de esta iniciativa, expresó “creo muy necesario compartirles una declaración, la cual deja muy claro mi apoyo y el de los aquí firmantes, a las luchas por los derechos de las mujeres, en contra de la violencia de género y por el reconocimiento de los derechos de la comunidad LGTBIQ+, y en general, la igualdad de derechos para toda la ciudadanía”.

A raíz del debate en torno a estos temas, propiciado recientemente por la cantante cubana Danay Suárez, el texto aclara varios conceptos manipulados por las corrientes religiosas fundamentalistas.

La declaración “Sensibilizar, reflexionar y multiplicar la solidaridad con la comunidad LGBTQ+ en Cuba” explica que la pedofilia es considerada por la Organización Mundial de la Salud como un trastorno psiquiátrico, a diferencia de la homosexualidad y la transexualidad, que fueron sacados de tal categoría por la propia organización en 1990 y 2018, respectivamente.

Al referirse al texto compartido por Danay Suárez, los intelectuales aseguran que “incurre en errores conceptuales graves, ya que confunde la sexualidad con las relaciones sexuales, la identidad de género con la sexualidad, y presenta la orientación sexual y los feminismos como ideologías”.

Los firmantes defienden la idea de un país laico: “las iglesias no pueden pretender incidir de manera alguna en el funcionamiento jurídico de una república, como tampoco que sus creencias regulen los derechos y deberes del Estado y de los ciudadanos”. 

Es por ello que exhortan a todas las figuras públicas cuya voz tenga un alcance social relevante, “a actuar con responsabilidad a la hora de compartir información en sus redes sociales o espacios públicos”.

“Todas las personas tenemos derecho a opinar, pero no a reproducir mentiras que dañan a otras personas, promueven discursos de odio y reproducen la discriminación de grupos históricamente discriminados y violentados, tales como las mujeres y la comunidad LGBTIQ+”.

En el texto, los artistas e intelectuales consideran que “la eliminación de la referencia explícita al matrimonio como una unión entre personas, sin otra distinción, en el antiguo artículo 68 del Anteproyecto de Constitución, manifiesta un conservadurismo social del cual hacen parte grupos fundamentalistas religiosos existentes en el país”.

Es por eso que insisten en la necesidad de reconocer el derecho a la unión legal en Cuba para toda la ciudadanía, en la modalidad que se prefiera: matrimonio, unión civil, u otra. La declaración contiene una clara referencia crítica a la Disposición Transitoria Decimoprimera de la actual Constitución:

“Debemos continuar luchando por el reconocimiento de ese derecho en el Código de Familia sin que implique la realización de un referéndum; lo cual sería una consecuencia del derecho fundamental a la igualdad, que regula la Constitución para todos los ciudadanos”.

El texto viene a marcar un importante parteaguas con el tradicional modo en que los artistas cubanos se posicionan respecto a problemáticas sociales que trascienden el ámbito de la creación.

“Como figuras públicas, como artistas, como ciudadanía, deberíamos defender siempre el derecho de todas las personas a ser tratadas por igual”, dice la declaración, y añade: “Los derechos humanos son universales y no se plebiscitan”.

Por décadas el silencio ha sido característico en ese sector, con muy honrosas excepciones, pero en los últimos años eso ha ido cambiando. Gracias a las nuevas tecnologías, cada día son más las personas de renombre que comparten públicamente sus diversos posicionamientos sobre la realidad en la isla caribeña.

En esta ocasión, destacan nombres imprescindibles de la cultura cubana como Fernando Pérez, Tomás Sánchez, Nelda Castillo, Juan Carlos Cremata, Daymé Arocena, Carlos Celdrán, Luis Alberto García, Legna Rodríguez, Jorge Perugorría, Raúl Martín, Jacqueline Arenal, Equis Alfonso, Eme Alfonso, y varios más; con un mensaje esencial que se puede resumir cuando expresan: 

“Reiteramos nuestro apoyo a las luchas por la emancipación de las mujeres y contra la violencia de género y por el reconocimiento de los derechos de las personas LGTBIQ+ y condenamos todas las expresiones de fundamentalismo religioso que atenten contra el bienestar social”.