Anamely Ramos anuncia que sale de Cuba
La historiadora del arte, curadora y activista anunció que sale de Cuba y lo hace “tranquila”, porque “ese salir es otro tipo de estar y eso también es necesario”
Anamely Ramos
 

Reproduce este artículo

La historiadora del arte, curadora y activista Anamely Ramos, una de los cubanos que se atrincheraron durante días en la sede del Movimiento San Isidro (MSI) para exigir el fin de las arbitrariedades del régimen, anunció este sábado que sale de Cuba y lo hace “tranquila”, porque “ese salir es otro tipo de estar y eso también es necesario”.

“Cuba me duele desde niña. Es un dolor suave y satisfecho. Lo sentí por primera vez leyendo a Martí y no sabía adónde me llevaría. Hoy estoy orgullosa de donde estoy y de muchas, muchas, personas que me acompañan incluso sin conocernos”, escribió Ramos en su perfil de Facebook.

“Cuba es un apretón acá adentro y en eso estamos juntos millones. No hay que temer a ese apretón en el pecho y adonde nos lleve asumirlo. Ya no hay que temer a nada. Salgo de Cuba tranquila porque ese salir es otro tipo de estar y eso también es necesario”, agregó.

La activista no especificó en su post cuál es su destino. De sus palabras y del “nos vemos pronto” que comentase a las mismas la periodista independiente y también activista Iliana Hernández se intuye que su salida de la isla es temporal, quizás para dar cumplimiento a los compromisos y responsabilidades académicas que tiene en México.

Ramos es doctorante de la Universidad Iberoamericana del país azteca. Por la crisis mundial ocasionada por la pandemia de coronavirus ha tenido que hacer sus estudios de primer semestre a distancia desde Cuba, mismos que se han visto afectados por “la continua encarcelación, persecución y desconexión arbitraria de las redes” a las que la ha sometido el régimen por su activismo.

Así lo denunciaron en noviembre pasado decenas de estudiantes y egresados de la referida casa de altos estudios, quienes alzaron sus voces para respaldar a su compañera y suscribieron un comunicado para denunciar los atropellos del gobierno cubano en su contra.

Ramos ha tenido una destacada vida profesional en la escena cultural cubana. Es historiadora del arte y maestra en procesos culturales, y ha sido curadora de más de 15 exposiciones. Ha sido profesora en la Universidad de las Artes de La Habana y en el Instituto Superior de Arte de Luanda, Angola. 

La Universidad Iberoamericana también mostró su preocupación por su estudiante, justo cuando ésta, como parte del acuartelamiento en la sede del MSI, se sumó a la huelga de hambre en la que estaban otros activistas para exigir además la liberación del rapero Denis Solís, encarcelado tras un juicio sumario sin las suficientes garantías legales, bajo cargos de desacato.

La entidad aseguró haber hecho gestiones ante la embajada de Cuba en Ciudad de México para conocer la situación de Ramos, pero no dio más detalles al respecto en una escueta nota que compartió en redes sociales.

“Estamos profundamente preocupados por la salud y seguridad de nuestra alumna Anamely Ramos González por los actos de hostigamiento cometidos en su contra en La Habana. La Ibero ya ha buscado entablar diálogo con la Embajada de Cuba. Seguimos pendientes”, precisó en ese entonces la universidad.

Luego de haber sido desalojada junto a sus compañeros de la sede del MSI la noche del 26 de noviembre, Ramos ha sido objeto de arrestos domiciliarios, detenciones arbitrarias e interrupciones a su servicio de conexión a internet por datos móviles.

Pese a ello nunca ha renunciado a su activismo y en una de sus directas en Facebook convocó a todos los cubanos que anhelan una Cuba libre y democrática a pensar conjuntamente en qué país quieren y a hacer propuestas concretas para conseguirlo.