Aldo y Silvito El Libre: "Tienen a Martí llorando sangre"
En esta nueva canción Al2 también responde a las acusaciones recientes de la TV Cubana, que lo tildó de contrarrevolucionario
 

Reproduce este artículo

Los reconocidos raperos cubanos  Aldo Roberto Rodriguez Baquero, conocido como AL2 el Aldeano, y Silvito El Libre, estrenaron este jueves una nueva canción crítica con el régimen.

La pieza, titulada "Llorando sangre", realiza una defensa del autodenominado grupo Clandestinos, que viene realizando este mes pintadas a bustos de José Martí en protesta contra el gobierno.

Uno de los fragmentos reza: "Ya no es posible soportar más tu cochambre. No quiero mi bandera amarrada con tus alambres. Con tantas miserias, golpes, represión y hambre. Ustedes sí tienen a Martí llorando sangre", y esta última frase se repite.

En otra parte de la canción, los cantantes agregan: "Tu revolución es un negocio sangriento y el que se atreva a cuestionarte tiene un final violento. Más de cinco décadas imponiendo un sufrimiento y sentenciando a muerte a inocentes sin argumentos".

En el video hay alusiones al famoso juicio de Arnaldo Ochoa y los contactos del régimen con el narcotraficante colombiano Pablo Escobar.

También Al2 responde a las acusaciones recientes de la TV Cubana, que lo tildó de contrarrevolucionario.

"Dile al noticiero que no se coja pa eso, que aprenda a dar noticias que tengan sentido y peso, que a mí nadie me paga, que tienen a mi amigo preso. Ustedes sí son contrarrevolucionarios hasta los huesos".

La semana anterior, un supuesto reportaje en el noticiero oficialista, responsabilizó a la artista Ana Olema de estar financiando a Clandestinos.

El material audiovisual incluye también imágenes de cámaras de vigilancia en las que aparecen los acusados en zonas de La Habana donde sucedieron los hechos, y asegura que en la madrugada del 1 de enero "denigraron con sangre de cerdo 11 bustos martianos y 3 vallas con contenido político en un recorrido por escuelas, instituciones y lugares públicos de diferentes municipios de la capital."

Al también artista Luis Manuel Otero Alcántara lo juzgan como un delincuente y al popular rapero lo mencionan como "contrarrevolucionario".

Panter Rodríguez Baró y Yoel Prieto Tamayo confesaron ante las cámaras ser los autores de los ataques con sangre de cerdo contra los bustos de José Martí y las vallas de Fidel Castro en La Habana.