Youtube le quita el castigo a la castrista Mesa Redonda

Así termina un breve episodio de “censura” que utilizó el régimen para volver a la carga contra el “bloqueo imperialista”
El breve escarceo entre Google y el régimen cubano
 

Reproduce este artículo

YouTube notificó al programa castrista Mesa Redonda que luego de revisar su cuenta, se comprobó que no infringía ninguna de sus reglas y el canal fue restablecido. Así termina un breve episodio de “censura” que utilizó el régimen para volver a la carga contra el “bloqueo imperialista”.

Según el portal web Cubadebate, “lo sucedido el jueves 20 de agosto fue un apagón informativo coordinado y que afectó a varios medios en Cuba, como Cubavisión Internacional y Granma.

La víspera, los jefes castristas descubrieron que la empresa estadounidense Google inhabilitó el canal de YouTube del programa Mesa Redonda, conocido en la isla por hacer propaganda a favor del régimen, según dijo la empresa, “porque infringe las leyes de exportación” de Estados Unidos.

Al final de su artículo de denuncia, Cubadebate colocó un párrafo del tipo acostumbrado cuando ocurren estas cosas: “Denunciamos el irracional y absurdo bloqueo que el Gobierno de los Estados Unidos impone y refuerza contra el pueblo cubano, el cual afecta incluso a los numerosos ciudadanos que desde Estados Unidos accedían a nuestra Mesa Redonda a través de las transmisiones por su canal de Youtube”.

Granma, el gramófono del Partido Comunista de Cuba, también cayó en las garras del “malvado imperio”, al conocerse este 21 de agosto en la mañana que su canal digital había quedado fuera de circulación.

El principal medio castrista lamenta que “el canal de Granma Digital contenía un amplio repositorio de videos que incluían programas especiales de análisis internacional como Entre líneas, hasta producciones temáticas como las series sobre la nueva Constitución de la República o una más reciente sobre la COVID-19 y sus impactos en Cuba”.

¿Extrañará la mayoría de los cubanos esos contenidos, generalmente de espaldas a la agenda pública, a lo que interesa realmente a los ciudadanos?

Los medios estatales acusan a Google y Twitter, empresa privadas, de “bloquearlos” con frecuencia, e incluso llegan a decir que es una censura política, cuando esto nunca ha ocurrido sin que las compañías muestren razones acordes a sus propios términos de servicio.

El asunto quedó zanjado por fin esta tarde con la disculpa de la empresa estadounidense. En contraste con estas denuncias, el gobierno cubano ha clausurado el acceso a numerosos medios independientes en Cuba, bajo el pretexto de que "desinforman" a la población. ADN Cuba está entre ellos.

El mensaje de Google enviado al programa Mesa Redonda

El mensaje de Google enviado al programa Mesa Redonda