“Víctima del totalitario e injusto gobierno”: Colega de médico cubano expulsado responde a campaña difamatoria
“Ética médica vs ideas retrógradas dictatoriales basadas en una ideología cateta. Mi compañero de carrera el Dr. Alexander Raúl Pupo Casas es víctima de los atropellos de este totalitario e injusto gobierno”, sostiene el joven médico Manuel Guerra


“Víctima del totalitario e injusto gobierno”: Colega de médico cubano expulsado responde a campaña difamatoria
 

Reproduce este artículo

El joven médico Alexander Raúl Pupo Casas, natural de la provincia de Holguín, por sus respetuosas y argumentadas opiniones en redes sociales sobre la realidad que se vive en Cuba, no exentas de crítica a quienes dirigen el país, ha sido despido del hospital-docente donde cursaba una residencia en neurocirugía.      

Bajo el régimen castrista, si te expresas fuera del relato oficial se te cierran todas las puertas y te echan de toda institución estatal. Pupo Casas, ya había denunciado anteriormente acoso laboral y amenazas, que esta vez llegaron además, acompañados de una campaña difamatoria en su contra. Modus operandi del régimen contra quienes no siguen el coro triunfalista y no son cómplices de la falsedad.

Ante las arbitrariedades cometidas en su contra, su compañero de estudios Manuel Guerra, compartió algunas opiniones en redes sociales bajo el título: "Ética médica vs ideas retrógradas dictatoriales basadas en una ideología cateta":

“El pasado 21/9/2020 fue víctima de los atropellos casuales de este totalitario e injusto gobierno, mi compañero de carrera y amigo en el ámbito personal el Dr. Alexander Raúl Pupo Casas. Ha sido doloroso ver cómo desmoronan tus sueños hermano mío, ver cómo intentan amedrentar tu integridad y principios solo por el simple hecho de no pensar según lo establecido por una élite gubernamental, que en vez de preocuparse por el bienestar de su pueblo, enfoca su poderío en intentar silenciarlo”.

“Se ha de comprender que si colocamos una piedra en un sitio determinado y le pedimos que no se mueva, que no opine si algo le molesta, no se queje si se le deposita demasiado peso encima, incluso si se le priva de alimento y condiciones para tener una vida digna, pues es obvio que esta roca no se inmutará al respecto. Estamos hablando de un simple objeto inanimado como lo es este hipotético pedrusco. Pero, ¿en algún momento se han detenido a pensar los de arriba, que los cubanos no somos como esta piedra?”, cuestionó el joven galeno.

“Nosotros padecemos, tenemos necesidades, más que ostentar una vida lujosa, necesitamos aunque sea una vez al día alimentarnos sanamente, bañarnos, vestirnos y al menos suplir las necesidades básicas que como seres humanos tenemos. ¿Acaso piensan en ello los que nos rigen? Intentan maquillar su imagen tras las falacias cotidianas que nos surte el Noticiero Nacional de la Televisión y vuelcan toda su ira sobre nosotros, cuando algún patriota, como lo es mi compañero, intenta buscar una explicación o mejoría social exponiendo nuestros problemas cotidianos al público”, escribió Guerra en Facebook.

El médico agregó: “Ayer vergonzosamente encontré en las redes alguna que otra campañita de desacreditación hacia la versión real de los hechos sucedidos con el Dr. Raúl. Estoy claro que todo lo que plantea esta señora, que ni la cara da, es totalmente una mera calumnia, incierto desde sus cimientos y totalmente antiético en todos sus aspectos, donde toca asuntos meramente personales y que no son más que una rotunda infamia”.

“¿Acaso dañamos a alguien con la verdad? ¿Es incierta la imperiosa necesidad del cubano de a pie? ¿Es falso el trabajo que estamos pasando para adquirir un litro de aceite, para transportarnos o para llevar comida a nuestros hogares? ¿No se evidencia la mala intención y la mala administración de nuestro sistema en cada acto de decomiso y de usurpar la vida de emprendedores que podrían salvar nuestra decadente economía y que ellos lo exponen como acto de heroísmo? Intentan enmascarar una dictadura con todo tipo de base y rímel, aparentando una falsa estabilidad cuando todos sabemos que aunque la mona se vista de seda...”, subrayó.

“Hago con este escrito un llamado social, no solo a comparecer ante el injusto caso de mi hermano de carrera y lucha, sino con nuestros orígenes, con nuestros principios, con nuestra moral como patriotas, pues '(...) el amor madre a la patria, no es el amor ridículo a la tierra ni a la yerba que pisan nuestras plantas, es el odio invencible a quien la oprime, es el rencor eterno a quien la ataca(...)' fuiste un previsor mi hermano, tu sabías lo que se te venía encima y aún así tu convicción revolucionaria, de intentar cambiar lo que debe ser cambiado, no te permitió retirarte de nuestra justa causa”, afirmó el colega de Alexander Pupo.  

“Aquí les dejo una conversación que tuvimos a inicios de este mes, cuando comenzaron a presionar con la misma mano férrea que nos rigen, la conducta totalmente abnegada de este patriota. Tú lo sabías hermano y aun así no te detuviste. Eres grande, como colega en el ámbito médico y como patriota, tienes mi incondicional apoyo: 'NECESITAMOS UNA DEMOCRACIA DONDE NO EXISTAN ESTE TIPO DE ATROCIDADES. NECESITAMOS RECUPERAR LA DIGNIDAD DE NUESTRO PUEBLO. NO MÁS INJUSTICIAS. VIVA CUBA LIBRE'”, concluye su respuesta.