"Utilizaron a mi hijo para intimidarme": enfermera denuncia amenazas del régimen cubano

Welsy Cruz, de Holguín, está dispuesta a salir a las calles el 15 de noviembre, pero asegura que el régimen manipuló a su hijo para atemorizarla.
 

Reproduce este artículo

La enfermera Welsy Cruz, con residencia en Holguín, denunció este 10 de noviembre que el régimen cubano utilizó a su hijo para intimidarla y evitar que marcha el 15 de noviembre (15N).

En un directa que compartió en Facebook este miércoles, Cruz aseguró que su hijo, quien es conscripto en una unidad militar, recibió un pase “especial” para comunicarle su indisposición por sus publicaciones en redes sociales donde critica al gobierno.

“Me dijo que se alegraría si el 15 de noviembre mi primo, que es de tropas especiales, se topara conmigo y me diera una buena galleta ese día”, declaró Cruz en el video totalmente asombrada por la actitud de su hijo.

“¿Cómo es posible que mi hijo diga estas cosas, a su propia madre?” agregó la mujer, quien señaló a las autoridades cubanas por manipularlo psicológicamente.  

Según Cruz, este 10 de noviembre recibió una citación para entrevistarse con el primer secretario del Partido Comunista en el municipio cabecera de Holguín, Osmany Viñals, para tratar “sus opiniones políticas”.

“Si el objetivo es tratar mis opiniones políticas, le digo que a mi el presidente [Díaz-Canel] no me representa y que quiero un cambio de la Constitución”, dijo Cruz.

Además, añadió sobre su decisión de ausentarse a la entrevista: “soy madre de niños pequeños y no tengo quién me los cuide. Si usted viniera a visitarme en su carro —yo no tengo ni una bicicleta—, no tengo ningún problema con que me visite y hacer la entrevista en mi casa”.

La proximidad del 15N ha provocado un aumento de los arrestos, amenazas, chantajes, sanciones de cárcel y expulsiones de centros de trabajo como señales de advertencia a ciudadanos que manifestaron públicamente su apoyo a la Marcha Cívica por el Cambio, convocada por el grupo opositor Archipiélago.

Archipiélago decidió adelantarla para el 15 de noviembre a raíz de la decisión del régimen de nombrar el 20 de noviembre como “Día de la Defensa Nacional” y movilizar tropas militares y paramilitares desde el 18.

Decenas de ciudadanos en La HabanaHolguín, Santa Clara, Pinar del Río, Cienfuegos, Nuevitas, Camagüey, Las Tunas y Guantánamo, entre otras localidades, firmaron documentos que notifican a las autoridades la intención de salir a las calles demandando respeto a los derechos humanos y a favor de la libertad de los presos políticos.

El 12 de octubre el régimen declaró ilícita esta iniciativa amparada en la Constitución de 2019. Los organizadores en cada territorio fueron informados de la negación a través de las intendencias de sus localidades.

Una semana después, la Fiscalía General de la República amenazó a los promotores de la marcha del 15N, organizados en el grupo contestatario Archipiélago, con procesarlos por “instigar a delinquir” y otros delitos.