A un año de "susurro poético": "traemos amor suficiente para llenar la tierra"

Los miembros del Movimiento San Isidro se acuartelaron en su sede y leyeron poemas en protesta por el arresto del músico disidente Denis Solís.
Movimiento-San-Isidro.jpg
 

Reproduce este artículo

Este 17 de noviembre se cumple un año de la iniciativa “susurro poético”, una lectura de poesía que celebró en 2020 el Movimiento San Isidro (MSI) por la liberación del músico Denis Solís y en medio de fuertes presiones del régimen cubano.

Unos 15 activistas, artistas e intelectuales se atrincheraron en la sede del MSI, mientras en las calles aledañas se apostaron agentes de la Seguridad del Estado, así como residentes en otros barrios convocados para un posible acto de repudio, explicó entonces a ADN Cuba Luis Manuel Otero, coordinador del Movimiento.

Antes de comenzar la lectura de poemas, Otero salió a la calle a explicar a sus vecinos, ante la mirada de los agentes de la Seguridad del Estado, las razones que los motivaron a ejecutar la acción.

“A Denis Solís, ustedes lo conocen, el que vive en Paula, le echaron ocho meses por desacato en dos días, y como yo he prometido a todos los vecinos de San Isidro, el día que toquen a un amigo mío hay que matarme como un perro en la calle. Este es el principio, no el final. Yo no estoy jugando. La Seguridad del Estado me conoce, y San Isidro me va a conocer”, exclamó Otero.

La organización Delibera publicó un video en sus redes sociales donde se puede ver el multitudinario operativo desplegado en los alrededores de la sede del MSI por policías y agentes del Ministerio del Interior uniformados junto a otros vestidos de civil.

Los participantes leyeron obras propias y de autores como Federico García Lorca, Nicanor Parra, Francisco de Quevedo, Dylan Thomas o Sor Juana Inés de la Cruz.

 

A un año del acuartelamiento de San Isidro

 

Un día antes del “susurro poético”, los miembros del MSI se acuartelaron en Damas 955 para exigir la liberación de Solís, un suceso que captó la atención de los cubanos dentro y fuera de la Isla. 

Dos días después, el 18 de noviembre de 2020, una parte de los acuartelados, entre ellos Otero Alcántara y el rapero Maykel Osorbo se declararon en huelga de hambre y de sed.

Otros como los reporteros Esteban Rodríguez, Iliana Hernández y el científico Oscar Casanella se declararon en huelga de hambre.

Actualmente tres acuartelados son prisioneros políticos y de conciencia: Esteban Rodríguez, Maykel Osorbo y Luis Manuel Otero Alcántara. Casanella y Hernández también llevan meses sitiados por agentes de la Seguridad del Estado.