“Trabajamos en condiciones precarias”, lamenta conductor de ambulancia en Cuba
Un conductor de ambulancia en La Habana lamentó a través de sus redes sociales, las precarias condiciones con las que debe laborar y la falta de empatía de algunas personas
“Trabajamos en condiciones precarias”, lamenta conductor de ambulancia en Cuba
 

Reproduce este artículo

El conductor de ambulancia en  La Habana, Lachy Ríos Aldama,  lamentó a través de sus redes sociales, las precarias condiciones con las que debe laborar y la falta de empatía de las personas, quienes según refirió llegan a “faltar el respeto” y “se hacen los que no saben que lamentablemente tenemos muy pocos vehículos”.

En su perfil personal en Facebook, Ríos Aldama realizó una publicación haciendo referencia a un accidente ocurrido a mediados de este mes en la capital, entre una ambulancia del SIUM (Sistema Integrado de Urgencias Médicas) y un almendrón (auto clásico de las décadas del 40, 50, 60… que circulan por Cuba), “producto a la imprudencia del conductor” del carro.

“Me asombra con tres asteriscos la manera en que los cubanos hemos aprendido a chismear y acusarnos los unos a los otros. En caso que mi compañero resulte culpable un Tribunal lo juzgará, no ustedes”, acotó Ríos Aldama.

Nosotros no estamos libres de hacer errores, pero lo que ustedes no saben es que el 99% del tiempo almorzamos (si almorzamos) después de las 4 de la tarde debido al gran cúmulo de demandas y comemos 10 o 12 de la noche; estamos sometidos a una increíble presión de trabajo; conducimos carros que ya vencieron su vida útil y gracias a nosotros mismos, y al esfuerzo de otros, aún están en pie”, añadió.

Ríos Aldama refirió además: “Trabajamos ininterrumpidamente en condiciones precarias sin quejarnos, sin aire acondicionados, pasando frío, sed, calor y las ya siempre faltas de respeto de la población.  Te aplauden a las 9:00 p.m. y te maldicen a las 9 y 10, y se hacen los que no te conocen en la cola del pollo; o se hacen los que no saben que lamentablemente tenemos muy pocas ambulancias”.

“No hay ningún pago que compense el riesgo que corremos con la increíble cantidad de enfermedades que pululan. Lamentablemente nos tocó perder a todos, deberíamos abordar este tema con profundo dolor”, dijo.

“Hace unos días a causa de un conductor imprudente por poco no regreso a casa a ver a los míos, y anoche mismo con sistema puesto en 100 y 51 (delante de la policía) los conductores te ven, ven las luces y siguen adelante, eso solo pasa en Cuba porque hay mucho libertinaje y poca o ninguna cultura de cortesía vial”, concluyó.

En otra publicación en Facebook realizada el pasado 17 de octubre, Ríos Aldama compartió imágenes del accidente  de tránsito anteriormente mencionado y detalló:

“En estas condiciones ha quedado la ambulancia donada hace 4 semanas por China para el SIUM producto a la imprudencia del conductor del almendrón azul al no respetar la luz roja”. “El paramédico fue amenazado de muerte por el conductor del almendrón quien intentó quitarle la vida con un destornillador. Ha estas cosas y otras peores nos enfrentamos cada día en nuestra tarea diaria salvando vidas, sin tener nadie que nos defienda, pues lamentablemente siempre se piensa que la ambulancia es culpable, menos mal que sobraron testigos a nuestro favor. Mis compañeros aún tienen adolorido el cuerpo y el daño psicológico del accidente”, precisó.