Trabajadores privados enfrentan a funcionarios del régimen cubano en Nueva Gerona
Una veintena de conductores de coches a caballo de Nueva Gerona, quienes tienen licencia y pagan impuestos, acudieron a la sede del gobierno municipal el viernes dos de octubre, para protestar ante los dirigentes del territorio
Carretoneros en Cuba. Foto: AFP
 

Reproduce este artículo

Por Tomás Cardoso

 

Una veintena de conductores de coches a caballo de Nueva Gerona, quienes tienen licencia y pagan impuestos, acudieron a la sede del gobierno municipal el viernes dos de octubre, para protestar ante los dirigentes del territorio, quienes habían decidido con carácter inminente la puesta en marcha de una regulación que prohibiría la circulación de estos cuentapropistas por el interior de las calles de la capital pinera.

Dentro de las demandas, los transportistas pidieron que se les continuara permitiendo su tránsito por las calles de la ciudad, donde ellos brindan un servicio a empresas estatales y también a la población y garantías de que no serían multados por operar dentro de Gerona, ciudad principal de la Isla de la Juventud.

En la cabecera municipal durante años, debido a la escasez de combustible y el deterioro del parque de ómnibus estatales, los medios de transporte de tracción animal y bicitaxis son los principales.

Cuando se cumple casi una semana de la protesta de los emprendedores por la posible entrada en vigor de esa medida que los perjudicaría, las autoridades aún no la han implementado, informa en entrevista con Radio Televisión Martí, el presidente del Partido Autónomo Pinero Ramón Salazar, que estuvo allí en la protesta.

“Ya ellos iban a imponer la medida, pero llegó la protesta, y entonces el gobierno municipal detiene su implementación, todo sigue normal como estaba anteriormente, ellos circulan por la ciudad, están trabajando y no le han dicho hasta el momento nada, ni las autoridades, ni la policía. Esto ya ocurrió por primera vez y es obvio que si lo cierran ellos van a protestar, porque le están quitando su trabajo, la manutención de la familia, y es posible que vuelva a resurgir la protesta si el gobierno toma medidas que les afecte su movilidad”, dijo el activista, que este miércoles 7 de octubre miércoles estuvo conversando con los transportistas.

Por su parte, Martha Pérez, miembro de la organización partidista opositora y quien también estuvo junto a los trabajadores privados en la manifestación, cuenta que allí hicieron acto de presencia la Primera Secretaria del Partido en la Isla de la Juventud, Zunilda García y el intendente Adel Morera García, uno de los patrocinadores de la propuesta, quien utilizó el argumento que la disposición ayudaría a preservar la belleza de la ciudad.

Los afectados le contestaron a los funcionarios que antes de prohibir los carros tirados por caballos, deberían arreglar los salideros, acumulación de aguas negras por le vertimiento de fosas, además de mejorar el transporte estatal.

“Allí habían más de 20 carretoneros y estaban diferentes dirigentes del gobierno, y la protesta fue porque el intendente no quería permitir que esos carretones que toda una vida han transitado por el pueblo de Nueva Gerona transiten, y ahora se incluye que no podrían trasladar los productos de alimentación hacia las placitas ni a los mercados. Esos carretoneros se parqueaban en las diferentes tiendas como es el caso de Cubalse y El Pinero, donde las personas compraban un refrigerador y era transportado por ellos. El intendente estaba dándole una valoración a los carretoneros, que realmente no convence a nadie”, afirmó Martha.

 

(Tomado de Radio Televisión Martí)