Critican a directivo de Meliá por recordar a niños de Ucrania y olvidar a los de Cuba

Las actuaciones de la empresa hotelera provocan todo tipo de reacciones adversas en redes sociales, especialmente entre cubanos de la emigración.
Gabriel-Escarrer
 

Reproduce este artículo

Activistas y periodistas en redes sociales criticaron este 30 de marzo al director de la empresa hotelera Meliá por su “doble rasero” al “recordar a los niños de Ucrania y olvidar los de Cuba”.

La polémica se desató cuando Gabriel Escarrer, consejero delegado y vicepresidente de Meliá Hotels, compartió imágenes del trabajo realizado por personal de su empresa en la ciudad alemana de Dusseldorf con niños ucranianos y sus familiares, que huyen de la guerra en su país.

“Increíble, conmovedor, inspirador, ver cómo el equipo de Meliá Hotels en Dusseldorf dedica su trabajo voluntario, donaciones y entusiasmo para apoyar a las familias de refugiados ucranianos que acogen e incluso les ayudan a encontrar trabajo. ¡Gran equipo de trabajo!”, expresó Escarrer en Twitter.

Al ver la publicación, el periodista Mario J. Pentón declaró en la red social: “¿Y a los niños cubanos, a los cuales usted discriminó durante años, prohibiéndoles el acceso a los hoteles de Meliá y siendo cómplice del apartheid de sus amigos los Castro? Para esos no hay ayuda. Hipócrita”.

Mientras tanto, Alberto Ortega Fonseca, cuyo hermano está preso por motivos políticos en Cuba y promueve el boicot contra los hoteles de la empresa española en la isla, dijo que la empresa era la viva estampa del “doble rasero” y aseguró que “apoya a la dictadura”.

En varias ciudades del mundo, decenas de cubanos han protestado ante las oficinas de Meliá Hotels, a la que acusan de negociar con el gobierno cubano para mantener sus negocios en la isla.

El 12 de marzo también tuvo lugar una manifestación frente a la sede de Meliá Orlando, en Florida, y el domingo 20 de marzo cubanos en Italia se manifestaron ante las oficinas de la empresa española ubicadas en Roma, según confirmó en Twitter el activista Alberto Fonseca.

De acuerdo con Fonseca, “cada día la comunidad cubana comprende que el boicot funciona y que nosotros somos la locomotora de la economía”.

A finales de enero, un grupo de cubanos se manifestó en las afueras de las oficinas de la compañía Meliá en Barcelona para cuestionarles que realicen negocios con el régimen de La Habana, reportó entonces el medio Cubanet.

Los manifestantes en Barcelona denunciaron que en la Isla hay al menos una veintena de menores de edad presos por manifestarse en julio de 2021.

"Apliquen principios éticos y dejen de hacer negocios con una dictadura militar asesina", fue la petición de los cubanos en las oficinas de Meliá en Barcelona el pasado 29 de enero.

Tags