Tiendas MLC: un error de política económica

Para el economista cubano Pedro Monreal, las tiendas que venden en divisas extranjeras son un error político que contradice la unificación monetaria pretendida desde inicios de año. "Generan exclusión social y desconectan el trabajo respecto al consumo", asegura
Tiendas MLC: un error de política económica
 

Reproduce este artículo

El destacado economista cubano Pedro Monreal afirmó que las tiendas en moneda libremente convertibles (MLC) instauradas por el régimen cubano son “un error de política ecónomica”, que niega la unificación monetaria pretendida desde inicios de año.

“Debe decirse claro para ver si se entiende: las tiendas en MLC son un error de política económica. Son la negación de la unificación monetaria, generan exclusión social y desconectan el trabajo respecto al consumo. Después de todo lo anterior, son también un factor del mercado negro”, escribió Monreal en su perfil de Twitter.

Su reciente afirmación llegó a modo de respuesta o comentario a un artículo publicado este sábado en la prensa oficialista, que reconocía que las tiendas en MLC “se han convertido en un negocio” para coleros, acaparadores y revendedores.

Si bien el artículo reconocía por primera vez públicamente algunos de los daños o molestias que están generando las tiendas MLC entre los cubanos, erraba, a juicio de Monreal y otros usuarios de las redes sociales, en sus planteamientos económicos sobre la supuesta necesidad de la existencia de éstas.

Bajo el título “Tiendas en MLC: Entre acaparadores, coleros y reventas”, el artículo alega que:

Las tiendas en MLC han sido desde cierta perspectiva un mal necesario para este país: un modo de catalizar nuestra maltrecha economía —como han dicho autoridades y expertos—, una vía para recaudar todo tipo de divisas, una forma de frenar las importaciones de artículos electrodomésticos de alta gama, una válvula de escape… Y seguirán expandiéndose, a lo mejor, pero lo que no puede suceder es que continúe minándonos esa especie de karma: compro, luego revendo".

Sin embargo, para Monreal, el que sean factor del mercado negro es el último de los males a analizar de las tiendas en MLC, que, ha analizado, no son necesarias para captar o recaudar divisas.

En diciembre de 2020, cuando eran menos numerosas y estaban menos extendidas que ahora por el territorio cubano, el economista explicó que “para captar divisas no es necesario que la oferta se venda en divisas”.

Según analizó en ese entonces, las divisas se captan en casas de cambio y en bancos. La oferta puede venderse en moneda nacional, ya que la dolarización no es compatible con el modelo que inicialmente se diseñó para la unificación monetaria.

“El desabastecimiento de las tiendas que vendían en CUC/CUP se debe a un mal mecanismo de asignación de divisas. Es una deficiencia de distribución, no de captación de divisas. Parcelar parte de esas tiendas al pasarlas a operar en divisas contradice la unificación monetaria”, escribió Monreal, al tiempo que aseveró que “la venta de alimentos y productos de aseo en un circuito comercial desconectado de los resultados del trabajo de la mayoría de los empleados erosiona el estímulo para trabajar”.