Terremoto en Haití provoca ondas perceptibles en Cuba

Un sismo de 5,6 grados en la costa norte de Haití y se sintió en Cuba, sin que se reporten daños materiales y humanos en la mayor de las Antillas.
Sismo-Cuba-Haiti.jpg
 

Reproduce este artículo

Un sismo de 5,6 grados en la costa norte de Haití se percibió este 25 de enero en zonas de Guantánamo y Santiago de Cuba, provincias cubanas, reportó Cubadebate.

El parte diario de esa red de estaciones, perteneciente al Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (Cenais), señaló que en esa nación caribeña se registraron ayer lunes y hoy martes 67 movimientos telúricos, de los cuales 12 tuvieron magnitud mayor a 3,5.

Cubadebate no precisa si hubo daños materiales y humanos en Cuba. En cambio, medios de prensa internacionales comparten imágenes de heridos y derrumbes en el país vecino, aunque sin reportar víctimas fatales.

Las cifras más actualizadas aseguran que en 2020 se sintieron más de 25 terremotos en Cuba, una actividad sísmica superior a la del año precedente. La isla está ubicada en un punto geográfico en el que confluyen diferentes fallas tectónicas con una importante actividad sísmica.

La región oriental es la que con mayor frecuencia concentra los movimientos telúricos, aunque los sismólogos locales han advertido que estos pueden ocurrir en cualquier zona del país.

Los terremotos que estremecieron Haití en enero del 2010 y a mediados de agosto del 2021, este último con magnitud 7.4, provocaron más de 400 réplicas en Santiago de Cuba y Guantánamo.

El 12 de enero, los haitianos se congregaron en plazas del país para conmemorar el sismo de 2010, que mató a más de 300 000 personas. El terremoto destruyó más de 100 000 edificios y dañó otros 200 000.

El primer ministro, Ariel Henry, y otros funcionarios del gobierno vestidos con trajes negros visitaron un monumento coronado por una gran roca que conmemora a las víctimas.

El desastre del año pasado mató a más de 2200 personas. También destruyó o daño unas 137 500 viviendas, lo que hizo que los residentes durmieran a la intemperie.

Los repetidos desastres han dejado a los haitianos sufriendo hambre, crisis económica y un caos político cada vez más profundo. En julio de 2021, pandilleros asesinaron al presidente Jovenel Moise en su domicilio.