Subsidios excesivos y gratuidades indebidas, eso son para Murillo las “garantías” del régimen al pueblo

La eliminación de los subsidios comenzó desde que Raúl Castro asumiera el control de Cuba. Lo de ahora es sólo la continuación de esa política, contraria a las necesidades del pueblo
De subsidios excesivos y gratuidades indebidas cataloga Murillo las “garantías” del régimen para el pueblo
 

Reproduce este artículo

Los subsidios siempre fueron publicitados por el castrismo como conquistas de la revolución. Eso, hasta que Raúl Castro asumió el control de la isla y comenzó a eliminarlos bajo la justificación de que eran gratuidades que lastraban la economía del país.

Ahora, la administración de Miguel Díaz-Canel comienza una nueva etapa en la eliminación de subsidios, como si estuvieran siguiendo alguna receta neoliberal.

En comparecencia este 11 de diciembre en el espacio radiotelevisivo Mesa Redonda, Marino Murillo, jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, al referirse a los pasos siguientes, que incluirán la devaluación de la moneda, catalogó los subsidios de excesivos y gratuidades indebidas.

"Hacer una devaluación de la moneda en cualquier país técnicamente no es muy complicado, el problema está en hacerlo unido con una eliminación de subsidios excesivos y gratuidades indebidas, y al mismo tiempo hacer una transformación de los ingresos".

El hombre al frente de los cambios en el modelo económico, al iniciar su intervención, reiterando las palabras Díaz-Canel el pasado jueves, dijo que a partir del 1ro de enero se elimina la circulación legal del CUC, con una tasa de cambio única de 24 CUP por un dólar.

Asimismo al referirse a las normas jurídicas que sustentan la llamada tarea ordenamiento, alrededor de 110, significó que ya están publicadas en la Gaceta Oficial y que estas están relacionadas con temas como "salarios, ingresos, precios y sistema bancario".

El funcionario también explicó algunas de las normas que implementarán a partir del 1ro de enero:

Quedará una sola moneda nacional de curso legal: el peso cubano (CUP). En este sentido, omitió hacer referencia a la dolarización digital que avanza en el país.

Destacó que todas las transacciones se expresarán en CUP, que se garantizarán los depósitos y el efectivo en poder de la población a la tasa de 24 CUPx1CUC, pero declinó señalar que cuando sea efectiva la devaluación del peso cubano, todos esos ahorros sufrirán una pérdida de su valor, y ese es uno de los principales problemas a los que se enfrenta la población, pues desde hace algunos años el régimen ha estado incentivando el ahorro bancario, y no son pocos los cubanos que han confiado en que su dinero está mejor en el banco ganando intereses, que en sus casas.

Ante esto, explicó que por el momento tienen pensado "que se resuelva la dualidad cambiaria sin hacer otra devaluación en el sector de la población".

"A partir del 1ro de enero en Cuba habrá una sola moneda de curso legal y un mismo tipo de cambio, tanto para las entidades como para la población".

Y aunque esto pudiera señalarse como algo positivo, hay que alertar que este proceso tendrá fuertes implicaciones en la población, pues lo primero que hará el régimen será eliminar los subsidios, "al tiempo que se realizará una transformación de los ingresos y las pensiones".